Polémica municipal

Acusan al exalcalde de Algorfa de no querer devolver su iPhone5 público

El nuevo equipo de gobierno ha tardado dos meses en conseguir que Antonio Lorenzo devolviese el teléfono móvil. Éste dice que lo devolvió cuando se lo pidieron

26.08.2015 | 00:31
El alcalde -a la derecha- revisando las facturas del teléfono

Quinientos euros es el valor del teléfono móvil, modelo iPhone 5, que Antonio Lorenzo (PP), exalcalde de Algorfa, ha intentado mantener en su propiedad, según acusa Manuel Ros (PSOE), nuevo alcalde del municipio. El anterior primer edil, tras tener que abandonar el cargo en las pasadas elecciones, "se quedó" con el teléfono móvil del consistorio, según el nuevo equipo de gobierno. Además, el Ayuntamiento ha tenido que hacerse cargo de las facturas, con un importe de ochenta euros, aproximadamente.

Por ello, el consistorio tuvo que pedirle a Lorenzo que devolviese el terminal, algo a lo que se negó, y defendió que el teléfono estaba a su nombre. Pero cometió un error, ya que al intentar hacerse con la titularidad, la compañía telefónica se puso en contacto con el consistorio para realizar los trámites oportunos. Así lo manifiesta el nuevo alcalde.

De esta forma, el Ayuntamiento ha podido demostrar -defienden- que la titularidad pertenece a la administración local. Tras esta comprobación, el pasado 17 de agosto el equipo de gobierno solicitó a Lorenzo la devolución del móvil, por lo que el exalcalde lo entregó el pasado martes junto a la tarjeta sim. Ros declara que el nuevo jefe de la oposición ha intentado "salir del enredo de manera discreta", así que le pide que se tome "unas vacaciones para reflexionar, tranquilizarse y que asuma dónde le han puesto los ciudadanos".

Respuesta de Lorenzo
El exalcalde explica a este diario que el 15 de junio solicitó el cambio de titularidad, por lo que se haría él cargo del contrato de permanencia en la compañía, presentando dicha solicitud y la cuenta bancaria para pagar las facturas. Lorenzo defiende que quiso mantener tanto el teléfono móvil como el número que le correspondía, para poder mantener los contactos y el correo electrónico, en su uso personal. El ahora jefe de la oposición manifiesta que en cuanto se le notificó por escrito que debía devolver el terminal, así lo hizo.

Lorenzo manifiesta también que no ha realizado llamadas desde el teléfono, por tanto, el importe de las facturas pagadas por el Ayuntamiento pertenecen al contrato único que mantiene el consistorio con la compañía por los teléfonos de distintos departamentos y servicios, unos 25 teléfonos en total, y no por coste de llamadas, defiende el exalcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine