Orihuela

El ruido y los botellones continúan en Campoamor

Los vecinos acusan al Ayuntamiento de seguir permitiendo las celebraciones, ocasionando molestias a los residentes de las urbanizaciones

25.08.2015 | 04:30
Una imagen del botellón del pasado sábado en Campoamor

Como ya viene siendo habitual todos los fines de semana, la pasada noche del sábado, detrás del Puente de la Glea y a pesar de estar instalado allí el Circo Americano, cientos de personas volvieron a utilizar esa zona para hacer botellón. "Algunos llegaban en sus coches, abrían sus maleteros y comenzaban a sacar botellas de alcohol, refrescos, hielos. Todo esto ante la mirada de tan solo una pareja de la Policía Local", relatan los vecinos.

"El espectáculo fue lamentable y en vista de que el Ayuntamiento sigue permitiéndolo, las comunidades de propietarios y asociaciones afectadas por los botellones queremos manifestar una reprobación al alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, como máximo responsable de Seguridad Ciudadana", explican.

"¿Hasta cuándo va a consentir que siga sucediendo? ¿Por qué si se ha erradicado en un sitio (Pradera de Campoamor), se hace la vista gorda en otro? Yendo aún más lejos y como profesional de la sanidad que es, ¿no le resulta intolerable que se esté permitiendo beber alcohol a menores y además en la vía pública?", preguntan los propietarios al primer edil.

"Los trabajadores del circo tuvieron que salir porque los muchachos ebrios estaban tirando piedras a los tigres y a los leones e incluso detonaron petardos. Cuatro o cinco chicos, parecían menores, entraron en el recinto de la urbanización con la intención de sustraer algunas bicicletas, pero fueron sorprendidos y huyeron corriendo. Los vecinos que los sorprendieron dieron cuenta a la patrulla, que indicó que pasarían a echar un vistazo, sin embargo nunca lo hicieron", explica una vecina.

Fiestas privadas
La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones de Orihuela Costa (FAOC) se reunió el pasado sábado para tratar las dos macrofiestas celebradas en las últimas semanas por una discoteca de la zona en Campoamor. La junta tomó el acuerdo de hacer suyas las reivindicaciones de los vecinos, con el objetivo de prohibir estas celebraciones en lugares urbanos, "donde ocasionan molestias al vecindario y costes innecesarios de limpieza y reparación del mobiliario público, deteriorado como consecuencia de las mismas", manifiestan.

La FAOC solicitará al Ayuntamiento que no dé autorización para celebrar estas fiestas en zonas residenciales como Campoamor, con una alta ocupación en verano; y que, en el caso de que tengan que celebrarse, lo hagan en lugares adecuados, donde no causen perjuicios a los ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine