Torrevieja

¿Por qué prefieren la Playa del Cura?

El municipio recibe cada verano 400.000 turistas y, curiosamente, el arenal más urbano y agobiante es el elegido por la mayoría para buscar relax

24.08.2015 | 08:58
Miles de personas durante todo el verano eligen pasar sus vacaciones en esta playa de Torrevieja.

Turismo. El «Cura» tiene una longitud de 325 metros de largo y una anchura de 27 metros. Esta famosa playa tiene su nombre en honor a un sacerdote que falleció ahogado en ella en la segunda mitad del siglo XIX a causa de las riadas que se producían, lo que generaba muchas muertes al año. Ahora, es la preferida por los turistas.

¿Por qué la playa del Cura? En verano, Torrevieja recibe cerca de 400.000 turistas. La playa del Cura se llena todos los días de miles de personas. Desde primera hora de la mañana este arenal congrega a bañistas dispuestos a alcanzar el mejor sitio en primera línea y a lo largo de todo el día no cesa de llegar gente preparada para pasar una jornada de relax y sin agobios.

El paseo Juan Aparicio acoge esta playa, lo que hace que siempre haya bullicio, debido a los numerosos restaurantes, bares, heladerías y kioskos que hay a lo largo de todo el recorrido hasta el monumento a las culturas del Mediterráneo -popularmente conocido como columnas-. INFORMACIÓN ha preguntado a numerosos bañistas su opinión sobre la playa del Cura, y las respuestas han sido de lo más variopintas, aunque con un nexo en común: la masificación... pero nadie renuncia a ella. María, de Almería, mientras bajaba a la playa con sus hijos, recalcó que «en Torrevieja siempre ha habido mucha gente en verano. Yo bajo a El Cura porque me pilla más cerca, pero es muy pequeña y hay muy poca arena. Falta espacio».

Otros turistas coinciden en señalar la buena ubicación de esta playa, situada en pleno centro y con muchas facilidades, como la parada de bus urbano. Ángel, de Madrid, afirmó que acudía «porque es muy céntrica», pero «no bajo los fin de semanas debido al agobio de gente que hay. No puedes ni moverte».

Entre todas la sombrillas, las toallas y la arena, Laura, de Murcia, señaló que «El Cura está muy bien para los niños pequeños y al lado de casa. Yo llevo aquí toda la vida». Aunque son muchos los veraneantes que, aunque residan en el centro la ciudad, se desplazan a otros trozos de costa próximos como La Mata o Guardamar del Segura donde aseguran que se está muy mejor y las playas son de más calidad. Es el caso de Alfonso, de Cáceres, quien explicó que «vivo al lado de esta playa y ni bajo. No me gusta nada. Hay mucha hierba, suciedad y poco sitio. Yo me voy a Guardamar».

Tardes de palas
Y hay otras opiniones, como es el caso de Alberto, de Murcia. Este joven recalcaba que «yo aquí me lo paso bien, vengo con mis amigos todas las tardes y todas las mañanas y nos ponemos a jugar a las palas o a lo que sea, pero sí que es verdad que durante el fin de semana viene demasiada gente». Rocío, de Guadalajara, afirmó que «a mi El Cura me gusta bastante, y además puedo ir a tomar el aperitivo a algunos de sus bares a orilla de la playa». Son los más jóvenes los que prefieren este arenal por comodidades y cercanía. La playa cuenta con numerosos chiringuitos en torno al paseo marítimo. Por todo esto, en muchas ocasiones, no solo vienen veraneantes de fuera de la Comunidad, sino también de municipios vecinos a pasar el día o, simplemente, a darse un baño. Como es el ejemplo de María José, de Benejúzar: «Vengo aquí pasar el día con mis hijos y nietos. Cogemos el coche y nos traemos la comida y todo» explicó.

Asimismo, hay comercios que solo obtienen beneficios en la época estival debido a que el arenal está repleto de gente. El ejemplo más evidente es el de las heladerías, Rafael, trabajador de una de ellas a orillas del paseo, explicaba que «después de cinco años de crisis, este año hemos aumentado las ventas. Lo más fuerte es la primera quincena de agosto. Los turistas nacionales que más vienen son madrileños. Entre los internacionales: británicos, alemanes y rusos, estos últimos han tenido una gran subida».

Torrevieja tiene una población censada de 99.500 habitantes, y en época estival se estima que los residentes se cuadriplican llegando hasta los 400.000, lo que genera un gran impacto económico en verano, aunque por otro lado, afecta a las playas o lugares públicos donde normalmente -el resto del año- los ciudadanos pueden moverse sin ningún problema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine