15 de agosto de 2015
15.08.2015
Tribuna

«El Club de la Comedia»

16.08.2015 | 01:12
«El Club de la Comedia»

Domingo Soler no sólo es un cadáver político, es un fracasado en todos los aspectos de su vida. Su máximo objetivo vital era ser Alcalde de Torrevieja y hoy es el hazmerreir de sus compañeros del famélico Pentapartito como vemos pleno tras pleno. Ha traicionado sus valores, el escaso valor político que le quedaba y ha puesto en venta el partido familiar que fundó para que el mejor postor se lo lleve. Me da pena porque es un hombre por el que he luchado muchos años, aunque finalmente se quitó la careta traicionando a sus compañeros de partido por su obsesiva intención de ser Alcalde.

No me extraña que vaya a intentar comprar la voluntad de algún concejal de la corporación municipal, otra cosa es que lo consiga. Lleva toda su vida comportándose como un político sin escrúpulos. Jamás aceptará que la nueva generación que llegó al Partido Popular es íntegra, honesta, cercana, servicial y trabajadora. Valores que se morirá sin saber su significado.
Domingo Soler es un déspota, un soberbio, un prepotente y un proyecto de dictador. Para él todo se reduce a la máxima de «o conmigo o contra mí». Sólo vale lo que él dice o manda hacer, porque hacer no hace ni ha hecho nada en su vida. Lo del resto, por bien que esté o positivo que sea lo desprecia con vehemencia. Sin él, el Patronato de Habaneras ha firmado un histórico convenio con el Instituto Cervantes y se han hecho presentaciones por Europa y por el resto de España. Ahora resulta que escribir dos twits o que la presentadora diga unas palabras en inglés es lo más de lo más. Les recuerdo a todos que el año pasado dijo que era ridículo que yo me dirigiera en inglés a las 250 personas que había en la presentación en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. Es penosa su manera de hacer política y su doble vara de medir.

El Sr. Alcalde tiene un problema muy serio. No controla a su gobierno Pentapartito. Domingo Soler con sus locuras y torpezas, Fanny Serrano cerrando chiringuitos de playas y mandando familias al paro en plena temporada alta, otro concejal radical como se autodefine dirigiendo y ejerciendo de okupa, una edil que se sólo se preocupa por las mascotas y pasa olímpicamente de las ONG´s y, lo peor de todo, él perdiendo el tiempo en publirreportajes en medios de comunicación nacionales en los que o miente como un bellaco o desprecia a Torrevieja. Mi sensación es que Sueña Torrevieja, independientemente de sus problemas internos, no puede sentirse cómoda en este escenario salvo que también sean como ellos, algo que no puedo llegar a creer.

Qué va a hablar de corrupción, de enchufes o de nepotismo el Alcalde que quedará para los anales de la historia como quien en sesión plenaria tuvo la poca vergüenza de decir alto y claro que usaría trampas y argucias para poner mediante dedazo más asesores, más caros y menos preparados. Qué lecciones de moral nos va a dar este tipo que ha tirado su trayectoria política por la taza del váter y ha pactado con el diablo por ser el Alcalde del gobierno Pentapartito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine