Torrevieja quiere prohibir la venta de perros y gatos en tiendas

La revisión de la ordenanza municipal también recogerá la negativa a autorizar circos con animales

05.08.2015 | 16:24
Torrevieja quiere prohibir la venta de perros y gatos en tiendas

El Ayuntamiento ha convocado una jornada de puertas abiertas en el núcleo zoológico para dar a conocer el recinto y animar a los ciudadanos a realizar voluntariado. La nueva edil del Área Carmen Morate (Los Verdes) ha roto a llorar al recordar el sacrificio de gatos que se llevaba a cabo en el núcleo zoológico antes de asumir el cargo y ha reconocido las carencias de instalaciones de la perrera y la falta de personal.

La concejala de Núcleo Zoológico y Sanidad Carmen Morate (Los Verdes) ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento de Torrevieja tiene intención de actualizar las ordenanzas municipales e incluir la prohibición de venta de animales, en especial perros y gatos, en las tiendas de la ciudad. Morate, destacada militante animalista antes de asumir la conejalía hace dos meses, aseguró que la demanda de animales, incluso de raza, está cubierta sobradamente por los programas de adopción desarrollados por las sociedades protectoras y perreras municipales de todo el páis. La concejal aseguró que esta prohibición ya está vigente en muchas ciudades de Europa. Morate expresó su voluntad de que la ordenanza incluya esta prohibición aunque no especificó cómo se puede argumentar legalmente la medida. También aclaro que la actual ordenanza es váilida en muchos aspectos, pero que debería incluir la negativa municipal a autorizar la instalación de circos con animales. La regidora ha explicado estas propuestas al hilo del anuncio de una jornada de puertas abiertas de las instalaciones del Núcleo Zoológico el próximo sábado que además se completará con un almuerzo vegano.

En cuanto a los festejos taurinos el Ayuntamiento no considera que sea una prioridad prohibirlos, porque la demanda es nula y el hecho de que requieran grandes subvenciones públicas para llevarlos a cabo casi descarta la posibilidad de que se celebren en una ciudad que no va aprobar ayudas en ese sentido, mientras gestione el actual gobierno pentapartito de Los Verdes, PSOE, Sueña Torrevieja, APTCe e IU.

Morate ha convocado una rueda de prensa para explicar qué situación se ha encontrado en la perrera municipal y las soluciones que se pueden plantear. Ha roto a llorar cuando ha recordado que hasta el mes de junio pasado se sacrificaban una media de 40 gatos en esas instalaciones y en los servicios veterinarios contratados por el Ayuntamiento y ha dicho que desde que asumió el cargo se ha erradicado esa práctica. Ha añadido que quiere disponer de presupuesto en 2016 para realizar la esterilización de 1.000 gatos callejeros para evitar las molestias que generan las colonias de gatos urbanos en el vecindario, ampliando el programa actual del Proyecto CES, iniciado por el anterior gobierno municipal.

La edil ha admitido una gran carencia de medios en este departamento. En primer lugar, las instalaciones son muy insuficientes. El proyecto de ampliación previsto en 2011 a través de unas mejora de una obra del plan Confianza y presupuestado en más de 250.000 euros está totalmente paralizado y descartado porque la empresa adjudicataria entró en concurso de acreedores. La edil dijo que su prioridad es consignar en torno a 150.000 euros en los presupuestos de 2016 para solventar estas carencias, dotar al actual recinto de una zona de cuarentena y otra para gatos ahora inexistente –se ha improvisado una jaula en las últimas semanas-. También ha explicado que la perrera tiene tres funcionarios trabajando en el turno de mañana. Ninguno en el de tarde entre semana ni en fin de semana desde hace dos años.

La Policía Local es las que debe atender los casos de abandono y no cuenta con lector de microchip. Solo hay uno disponible en la perrera. Morate se ha ofrecido voluntaria para realizar el reconocimiento de los animales una vez capturados con su propio lector personal y trasladarlos hasta los servicios veterinarios si es necesario hasta se que se pueda solventar el problema de personal.

Sanciones
También ha reconocido que las rigurosas sanciones que recoge la ordenanza actual por la no recogida de excrementos en la calle por parte de los dueños de los perros, el abandono de mascotas, o la intoxicación intencionada de gatos y perros -con multa de 10.000 euros- no se están aplicando por falta de medios policiales. Algo que se espera resolver con el desbloqueo de los problemas laborales en la plantilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine