01 de julio de 2015
01.07.2015

El riego tradicional zanja su división y no venderá agua a los agricultores del trasvase

Los 17 juzgados de la Vega se enfrentaron por el precedente que suponía obtener beneficio de los recursos del río Segura

01.07.2015 | 01:55
El riego tradicional zanja su división y no venderá agua a los agricultores del trasvase

Los 17 Juzgados de Aguas, Sindicatos y Comunidades de Regantes Tradicionales de la Vega Baja «han recuperado el consenso, roto hace unas semanas» a cuenta de qué entidades apoyaban vender derechos de riego del Segura a los agricultores del Trasvase y qué entidades se oponían.

El Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela indica que «en aras del consenso y la unidad que siempre ha reinado y debe reinar entre los regadíos tradicionales de la Vega Baja, y que todos deseamos, las comunidades partidarias de la cesión de derechos han acordado no llevarlas a cabo». En un comunicado difundido ayer por el Juzgado oriolano, el más importante de la Vega, se indica que «con el tema de la cesión de derechos se ha creado un no deseado punto de fricción entre nosotros» (los regantes).

Unas comunidades, recuerda este juzgado, que «compartimos inquietudes, necesidades y problemas desde hace siglos y cuya unión y amistad va más allá de cualquier fricción puntual que pueda existir. Una escalada de enfrentamiento entre hermanos que nos ha hecho reflexionar a unos y otros sobre su inconveniencia». Para la misma entidad, que era la que dio el paso adelante de autorizar la cesión de excedentes del Segura, «lo avanzado del año hidrológico, sólo a falta de tres meses para que finalice, y por tanto para que quede derogado el cuestionado Decreto de Sequía, deja la efectividad de cualquier posible cesión y ayuda muy mermada».

Además las comunidades contrarias a la cesión, lideradas por el Juzgado de Aguas del Azud de Alfeitamí y Rojales y que sostenían que el agua del Segura es un bien público que no se puede vender, han acordado «el fin de cualquier iniciativa beligerante y contrario a la necesaria unión de todos los tradicionales». Todos los representantes de estos regantes solicitarán a la Confederación Hidrográfica que establezca un plan para que los volúmenes del regadío tradicional «sobrantes» actualmente alojados en el embalse de La Pedrera sean permutados por otros a la mayor brevedad en los pantanos de cabecera, sin que el programa dañe a los regadíos del Trasvase dejándolos en una situación precaria y presentarán alegaciones conjuntas al plan hidrológico de la Cuenca del Segura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine