Litigio contra el rotativo

WikiLeaks demanda al diario británico ´The Guardian´

El portal asegura que reveló claves que permitirían identificar a las fuentes de cables diplomáticos de EEUU

 22:15  

EFE/Londres El portal WikiLeaks ha presentado una demanda contra el diario británico "The Guardian" por haber revelado claves secretas que permitirían identificar a las fuentes e informadores de miles de cables diplomáticos de EEUU.

El sitio web dedicado a desvelar documentos oficiales secretos confirmó en un comunicado en internet que ha comenzado un litigio contra el rotativo, uno de los diarios con los que había colaborado para hacer sus filtraciones de miles de cables confidenciales de EEUU.

WikiLeaks también informó de que ese proceso legal también va dirigido contra "una persona en Alemania" que, según el portal, "distribuía las claves en Alemania para su beneficio personal".

La organización considera que su trabajo se ha visto comprometido por la "imprudencia" del periódico, que en un libro escrito por uno de sus periodistas sobre WikiLeaks incluyó las claves para acceder a información altamente sensible de su página web.

"Un periodista de 'The Guardian' ha desvelado de forma negligente las claves secretas para descifrar cientos de miles de cables diplomáticos estadounidenses no publicados y no redactados", señala ese portal en el comunicado.

Según la web, las acciones del periódico colocan a informadores estadounidenses, activistas por los derechos humanos y otras personas "en una posición de riesgo de sufrir daños o de ser detenidos".

Por su parte, el periódico británico ha respondido con otro comunicado en el que tilda las acusaciones de "tonterías".

En su nota, el periódico afirma que "The Guardian" y sus socios se han esmerado para "proteger a fuentes potencialmente vulnerables identificadas en los documentos de WikiLeaks por su colaboración con la organización".

Recuerda que, si en un principio el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no era partidario de retirar material de los documentos para proteger a los informantes, tanto ese rotativo como otros medios le persuadieron de que los cables diplomáticos debían estar "cuidadosamente redactados antes de su publicación, y este proceso de edición fue llevado a cabo por los periódicos".

"Nos preocupa profundamente que la publicación de archivos sin editar pueda poner en peligro a fuentes por cuya protección hemos trabajado tanto nosotros como los demás periódicos", indicó.

"The Guardian" afirma además que Wikileaks "debería asumir su responsabilidad por sus propias acciones y no tratar de desviarlas a otra parte".

Un portavoz del diario explicó hoy que el libro sobre el portal creado por Assange fue publicado en febrero, y que a pesar de que contenía una clave para acceder a información confidencial de las embajadas norteamericanas, se suponía que dicha contraseña "caducaba y sería borrada en unas horas".

Esa fuente añadió que sin información sobre la localización de los documentos la clave no tendría utilidad, y recordó que WikiLeaks no mostró ninguna preocupación sobre el contenido del libro en el momento de su publicación.

El libro "WikiLeaks" fue escrito por el jefe de investigación del periódico, David Leigh, y uno de sus corresponsales, Luke Harding, y desvelaba muchos detalles sobre la personalidad del misterioso fundador de la web, Julian Assange.

Enlaces recomendados: Premios Cine