Suscriptor

No se puede no comunicar

Cada mensaje circula a velocidad de vértigo por esas que llamamos redes sociales

25.02.2016 | 01:04
No se puede no comunicar
No se puede no comunicar

Se diría que el término «comunicación» ha experimentado desde hace algún tiempo una explosión y una implosión casi simultáneas. Por un lado, la comunicación está más presente que nunca en nuestra cotidianidad: nuestra vida diaria está tejida con redes de interlocución que atañen a la pareja y a los hijos, los amigos, los familiares, aquellos con quienes compartimos aficiones, los colegas o compañeros de trabajo, nuestros clientes tanto como las marcas que buscan hacernos clientes, las administraciones públicas que nos atienden, nuestro gurú y los tertulianos de nuestra elección, los artistas que más nos gustan y los políticos que menos nos disgustan.

Todos y cada uno de ellos están, con nosotros y con otros a quienes acaso desconocemos, comprometidos en un...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 863 030 967 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Premios Cine