20 de abril de 2018
20.04.2018

Detenido en Alicante un violador reincidente por agresión sexual a una mujer tras una entrevista de trabajo

El sospechoso apresado en Alicante ha estado 26 años en prisión por cuatro violaciones y salió el pasado año

20.04.2018 | 14:23

La víctima fue citada en una cafetería y tras decirle que la contrataba cerró la persiana y abusó de ella.

No es el primer violador que reincide y desgraciadamente no será el último. Ni siquiera los 26 años que ha estado en prisión por cuatro agresiones sexuales han bastado para reeducar a un hombre de 49 años que ha sido detenido esta semana en Alicante por la Policía Nacional como presunto autor de una agresión sexual denunciada por una mujer de 35 años que acudió a una entrevista de trabajo en una cafetería y fue violada por la persona que supuestamente había decidido contratarla. El acusado pasó el miércoles a disposición del juzgado de Instrucción número 7 de Alicante, en funciones de guardia, y la Fiscalía solicitó el ingreso en prisión del sospechoso, que ha pasado más de la mitad de su vida entre rejas.

Los hechos se produjeron a última hora de la tarde del pasado domingo en Alicante. La mujer que denunció la violación explicó a la Policía que días antes de la agresión había visto en la página de Mil Anuncios una oferta para trabajar en una cafetería de Alicante y al no haber un teléfono de contacto rellenó los datos personales que le pedían. El domingo recibió una llamada del supuesto empleador y tras preguntarle si podía acudir a una entrevista de trabajo ese mismo día acordaron una cita en la cafetería, situada en la calle San Pablo.

La mujer acudió ilusionada ante la posibilidad de encontrar un trabajo y sin imaginarse lo que le esperaba tras la puerta de la cafetería. Al llegar al establecimiento, que aún no está abierto al publico y estaba previsto ser inaugurado esta semana, un hombre que había en el interior le abrió la puerta y la invitó a pasar para realizar la entrevista.

El hombre cerró con llave la puerta y comenzó a entrevistar a la mujer por sus conocimientos de cocina y por su estado civil. Al finalizar le dijo que la contrataba y que empezaban de inmediato. Ambos salieron del bar para ir a un comercio a comprar productos de limpieza y tras regresar el hombre cerró con llave de nuevo la puerta y además bajó la persiana.

A partir de entonces la mujer ya debió sentirse incómoda porque ambos entraron en la cocina para limpiar y el hombre comenzó a abordar cuestiones íntimas que provocaron que ella se pusiera nerviosa. A continuación la llevó a un altillo con la excusa de recoger unas cajas y allí fue donde la agarró del cuello con las manos y comenzó a estrangularla.

Arrojada al suelo

La víctima, que no podía respirar, fue tirada al suelo por el agresor, quien se puso encima y la amenazó con matarla con un cuchillo. Ante el temor de que pudiera acabar con su vida, la mujer decidió seguirle la corriente y el hombre la agredió sexualmente. Una vez concluyó la violación la víctima le aseguró que no le iba a denunciar porque se encontraba en situación irregular en España y el hombre le dejó que se marchara, ya de madrugada, con unos amigos. El violador pensaba que iba a regresar a trabajar al día siguiente, pero la mujer fue directamente a la Policía a presentar denuncia.

El Grupo de Delincuencia Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial asumió la investigación el pasado lunes y en pocas horas pudo localizar y detener al sospechoso.

La sorpresa de la Policía fue al comprobar la identidad del presunto violador y comprobar su historial delictivo. Fue detenido en la provincia de Albacete en cuatro ocasiones por agresiones sexuales en los años 80 y fue condenado a penas que sumaban unos 38 años de cárcel. Por dichas agresiones ha estado recluido en prisiones durante 26 años y en 2017 salió en libertad. Asimismo, durante esos 26 años también fue arrestado en Zaragoza por un robo con violencia, presumiblemente durante un permiso penitenciario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine