06 de febrero de 2018
06.02.2018
Alicante

El dueño de un club de Alicante reconoce que vendía droga y que un policía socio suyo lo sabía

Un inspector que ya no está en activo y fue detenido por Asuntos Internos se enfrenta a 7 años de cárcel

07.02.2018 | 09:11
Los acusados ayer frente al tribunal de la Audiencia y sus abogados defensores a la izquierda.

El exagente niega en el juicio iniciado en la Audiencia que conociera la distribución de cocaína a clientes del local de alterne en la playa de San Juan.

Uno de los tres acusados de traficar con drogas en un club de alterne de la playa de San Juan, entre los que se encuentra un inspector de la Policía que ya no está en activo y se enfrenta a 7 años de prisión, se declaró ayer culpable en el juicio iniciado en la Audiencia de Alicante e implicó tanto al agente que fue su socio en el local de alterne como a otro procesado por suministrarle la cocaína que vendían a clientes.  

El responsable del club Vips de la avenida de Bruselas reconoció ayer en la Sección Tercera de la Audiencia que el inspector de la Policía era su socio y participaba de los beneficios. El acusado declaró que en el local se vendía cocaína a clientes muy conocidos y que el policía procesado estaba al corriente de ello. Asimismo, culpó al tercer procesado de ser la persona que le suministraba la droga.

Por contra, el inspector declaró a preguntas de la fiscal del caso y de su abogado defensor, Francisco Miguel Galiana Botella, que «no sabía que vendían cocaína».

El acusado reconoció que iba con frecuencia al club pero negó que hubiese presenciado alguna transacción de droga en el local. En cuanto a la aparición de su nombre junto a la cifra de 2.000 euros en un listado de gastos mensuales del club indicó que no siempre cobraba lo mismo.

Asimismo, el policía indicó que desconocía que su socio consumiera cocaína y que la guardara en un despacho del club.

El tercer acusado, defendido por el abogado Manuel Lucas Amorós y para quien la Fiscalía solicita cinco años de prisión, también se declaró inocente en la vista oral y aseguró que la droga que le intervino la Policía era para su consumo propio.

El abogado José Soler Martín, defensor del dueño del club que se ha declarado culpable en el juicio, ha desmentido a este diario que haya un acuerdo con la Fiscalía para rebajar la petición de pena a tres años, tal y como se ha publicado en la edición de papel. El letrado ha añadido que el juicio aún no ha concluido y la Fiscalía no ha modificado por el momento su escrito de acusación.

La primera de las cuatro sesiones previstas en este juicio concluyó con la declaración de dos policías de Asuntos Internos que participaron en la investigación que concluyó a mediados de mayo de 2012 con la detención de los ahora acusados.

Según uno de los testigos, el inspector que estaba en activo cuando se puso en marcha la investigación «se lucraba de la venta de cocaína» y era «plenamente conocedor» de este trapicheo de drogas que se vendían a clientes. En un caso concreto, explicaron, el presunto proveedor de la droga acudió al club para realizar una transacción cuando estaban los dos socios y no estaba abierto aún al público. Sin embargo, no hay pruebas directas de que el policía lo presenciara porque en las escuchas su socio le dice al proveedor que bajaba al portal, según destacó la defensa del agente procesado. El juicio se reanudará hoy y concluirá el jueves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine