13 de julio de 2017
13.07.2017
Mutxamel

Condenado por quedarse dormido al volante en estado de embriaguez en Mutxamel

Los agentes encontraron el coche de madrugada en medio de la calle con las luces encendidas y el motor en marcha y con el conductor sentado con la cabeza ladeada

13.07.2017 | 02:41

El acusado adujo que no estaba conduciendo y que se quedó descansando dentro con la calefacción puesta.

Un hombre ha sido condenado tras ser sorprendido por la Policía Local dormido al volante en estado de embriaguez en una calle de Mutxamel, según el fallo al que ha tenido acceso este diario. El hombre sostenía que no estaba conduciendo y que se había quedado dormido en el lugar donde tenía aparcado el coche tras volver de una cena. En cambio, los agentes que lo hallaron dentro del coche que invadía la mitad de la calle, aseguraban que se quedó dormido al volante y que la primera reacción de éste cuando se acercaron a despertarle fue continuar la marcha como si no hubiera pasado nada. El fallo le impone una multa de siete meses y 15 días de multa (270 euros) por un delito contra la seguridad vial, así como 15 meses de retirada del carné de conducir y el pago de las costas del proceso.
Ante las versiones contrapuestas de los hechos, la magistrada ha optado por apoyarse en los indicios para concluir que el acusado iba conduciendo y se quedó dormido al volante. Los hechos ocurrieron hacia las 4.30 horas de la madrugada del 1 de enero de 2016. Los agentes de la Policía Local de Mutxamel se encontraron un coche parado en mitad de una calle de la localidad, ocupando un metro del carril derecho de circulación.El coche estaba con el motor en marcha con las luces encendidas y el conductor sentado con la cabeza ladeada, según declara probado el fallo. Los agentes le despertaron y éste reaccionó como si quisiera seguir circulando, metiendo la marcha atrás, por lo que uno de los policías tuvo que accionar el freno de mano. Al ser sometido a la prueba de alcoholemia, ésta arrojó un resultado de 0,98 mm de alcohol.

El hombre explicó había quedado a cenar con una amiga y había dejado el coche mal aparcado porque había poco sitio y una moto le molestaba para hacer la maniobra. La velada con la amiga terminó antes de lo esperado, sobre la una, ya que ambos discutieron. Por ese motivo, se quedó dormido dentro del coche con el motor en marcha porque hacía frío y puso en marcha la calefacción.

La magistrada considera que los indicios contra el acusado son suficientes para dictar condena y que la versión de éste es «disparatada y carente de lógica». El fallo del juzgado de lo Penal ha sido confirmado por la Audiencia Provincial y la defensa preparaba otro recurso ante el Tribunal Supremo al mantenerse en su versión de los hechos, pero los jueces le han denegado esa posibilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine