20 de marzo de 2017
20.03.2017

Crimen de la viuda de Sala: El juez deja en libertad a Miguel López con una fianza de 150.000 euros

El despacho de abogados que defiende al yerno de María del Carmen Martínez acusado de su asesinato dice que la fianza ya ha sido abonada. El auto judicial le impone también también una orden de alejamiento que le impide acercarse a Novocar, deberá personarse semanalmente en el juzgado y se le prohíbe salir del país

20.03.2017 | 13:55

Miguel López, yerno de la viuda de Vicente Sala, saldrá esta tarde de la cárcel en libertad provisional tras abonar la fianza de 150.000 euros que le ha impuesto el juez en un auto emitido hoy por el titular del juzgado de Instrucción 7 de Alicante, José Luis de la Fuente.

Fuentes del despacho de abogados de la defensa afirmaron que su cliente abandonará la cárcel de Fontcalent en las próximas horas tras depositar la fianza. Esta mañana un letrado del bufete acudió al presidio para comunicar a Miguel López la noticia.

El auto judicial le impone también una orden de alejamiento que le impide acercarse a Novocar. Además, tendrá que personarse semanalmente en el juzgado y tiene prohibido salir del país.

De la Fuente pretende impedir con esta limitación que López pueda intentar presionar a los trabajadores de la empresa, que son testigos en esta causa, para que modifiquen sus declaraciones en el futuro juicio con jurado que tiene que celebrarse en la Audiencia de Alicante.

El juez mantiene que persisten los indicios criminales contra el sospechoso, a diferencia de lo manifestado por la defensa, aunque le impone la fianza y demás medidas cautelares por un "criterio de proporcionalidad".

"El avance en la instrucción, si no ha visto desvirtuar los indicios ya referidos en el inicial auto de prisión, tampoco ha aportado apenas nuevos elementos que sustenten adicionalmente la acusación, más allá de las declaraciones de la BPSC (Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana)", señala en su resolución.


El abogado de Miguel López, a su salida hoy de Fontcalent. Foto: Rafa Arjones.

El juzgado está actualmente a la espera de recibir en la actualidad algunas pruebas periciales o documentales "de carácter técnico, entre ellas el análisis de los equipos informáticos intervenidos al sospechoso tras su detención, el pasado 8 de febrero.

Respecto a los indicios que apuntan a la presunta culpabilidad del sospechoso, el auto recoge que todos los testigos, a excepción de uno, "han ratificado en lo sustancial sus previas afirmaciones efectuadas en las diligencias policiales".

De la Fuente solo confiere "trascendencia" a la rectificación realizada por un empleado del concesionario en el juzgado.

Concretamente, este empleado dijo no haber presenciado cómo su jefe, Miguel López, cogía las llaves del todoterreno que su suegra acudiría a recoger el día del crimen, sino haberlo supuesto porque le había dicho antes que él mismo se encargaría de entregar el vehículo.

El magistrado reitera, por otro lado, que el sospechoso tenía un "móvil económico" para asesinar a María del Carmen Martínez, pues "resulta innegable" que las decisiones adoptadas en las juntas de accionistas de las empresas familiares Samar Internacional y Compañía Española de Resinas el 19 de septiembre del pasado año provocaron "un clima de crispado enfrentamiento".

En esas reuniones, la víctima destituyó a sus tres hijas como miembros del consejo de administración para nombrar a su único hijo varón y primogénito, Vicente Jesús Sala, como presidente, al tiempo que rechazó el reparto de dividendos entre los socios vigente hasta ese momento.

El poder que le confería a María del Carmen Martínez la denominada acción de oro, que su marido Vicente Sala le había legado a su muerte, la colocaba "en una situación de completo control de las sucesivas decisiones a adoptar en esa y las demás compañías, incluida las del grupo del automóvil dirigidas por el investigado", según el juez.

El auto añade que Miguel López tenía experiencia en el manejo de armas e incurrió en varias "lagunas y contradicciones respecto a sus movimientos posteriores al asesinato".

López fue detenido el pasado 8 de febrero como presunto autor material de los dos disparos que el pasado 9 diciembre acabaron con la vida de María del Carmen Martínez, de 72 años, en el lavadero del concesionario de coches que el propio arrestado regenta.

El fiscal acusa a Miguel López de asesinato y tenencia ilícita de armas por la pistola que supuestamente utilizó el pasado 9 de diciembre para matar a su suegra.

El acusado ingresó en prisión el pasado 10 de febrero. El magistrado decretó entonces prisión sin fianza ante el riesgo de fuga y la posibilidad de que manipulase pruebas. Tras conocer la decisión del juez, el abogado defensor de Miguel López señaló que las medidas adoptadas eran "un disparate" y anunció que iba a recurrir "inmediatamente".

Esperaba su detención

Casado con la menor de los Sala Martínez, Miguel López fue detenido poco después de las 8 horas del 8 de febrero cuando salía de su casa (una finca situada en la avenida de Denia) para llevar a su hija al colegio. La presencia de los agentes no pareció sorprenderle dada la reacción del detenido, que les espetó que hacía tiempo que les esperaba. Con anterioridad a esa mañana ya le había comentado a un amigo que sabía que estaba en el punto de mira de los investigadores. En todo momento ha negado siempre ser el autor del crimen.

Miguel López presencia esposado el registro de Novocar
{C}

{C}

La Policía detiene a Miguel López
{C}

{C}

Imágenes tomadas por la policía en el escenario del asesinato de María del Carmen Martínez
{C}


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine