23 de noviembre de 2016

La Audiencia interroga a una treintena de afectados por la estafa de las caravanas

Los clientes relatan que tuvieron problemas con los vehículos defectuosos adquiridos a través de internet

23.11.2016 | 01:07

La Audiencia de Alicante interrogó ayer al grueso de los perjudicados por una presunta estafa en la venta de autocaravanas. Una treintena de personas adquirieron en el 2009 a una empresa de Villafranqueza a través de internet los vehículos que se vendían a un precio inferior al de mercado y que resultaron ser vehículos que el fabricante había enviado al desguace al quedar afectados por unas inundaciones en Francia el año anterior. En el juicio han testificado, algunos por videoconferencia, otros personalmente, personas de distintas provincias españolas. Los perjudicados han señalado que en su día cuando se hizo la operación la Guardia Civil les inmovilizó las caravanas y tuvieron que efectuar reparaciones para reforzar el chasis, ya éste había sido serrado para ocultar los números de identificación de las caravanas de modo que no se supiera cuál era su real procedencia.

Algunos perjudicados han tenido además diversos problemas con los vehículos, motor que dejaba de funcionar, batería que se agostaba, como consecuencia del tiempo en que estuvieron sumergidas. Los compradores se encontraron con que muchos de estos problemas no estaban respaldados por la casa, ya que no había destinado jamás esos vehículos para su venta. Las declaraciones de los perjudicados terminarán hoy y el jueves testificará el representante legal de Trigano, la empresa fabricante de las caravanas y que había ordenado su destrucción. Trigano está personado como acusación particular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine