El sospechoso de matar a Yeremi contó a otro preso que lo hizo su vecino

El reo aseguró a un compañero de celda que el verdadero asesino mató al pequeño al intentar drogarlo

21.09.2016 | 00:20

«Yo no fui, fue "El Tani"», asegura un estafador, de nombre José, que le confesó Antonio Ojeda, alias «El Rubio», acusado por la desaparición y muerte del niño Yéremi Vargas. José y Antonio compartieron celda en la cárcel de El Puerto de Santa María en 2015. La declaración de este preso a la Guardia Civil detalla que un día que estaba abatido tras una declaración, Antonio Ojeda le explicó que tanto del delito por el que estaba en prisión –los abusos a otro menor– como de la desaparición y muerte de Yéremi Vargas el responsable era «El Tani», un vecino suyo.

El preso aseguró que Antonio Ojeda le explicó que estaba en la cárcel porque le acusaban de «violar a un menor» cerca de su casa, pero que era inocente. «Están muy equivocados. Lo que pasa es que tuve la mala suerte de ver lo que ocurrió. Lo hizo otro, un vecino mío, un desgraciado que se llama "El Tani"». En ese momento le dijo que no era la primera vez que veía algo malo y le aseguró que había visto como se llevaban a Yéremi. «Yo vi cómo lo cogían y quién se lo llevó. Me acuerdo perfectamente. Fue una mujer de pelo moreno, tiraba del brazo del niño. Él iba llorando. Lo metió dentro de un coche. Era un Seat Toledo de color blanco que conducía un hombre», dijo Ojeda.

Un día, con el afán de saber más,el confidente le dijo que se quería cargar a un tío en Canarias y le pidió consejo para deshacerse del cuerpo sin ser descubierto. «Eso es fácil. El sitio ideal para deshacerte de un cadáver es un vertedero que tenemos en Vecindario, está cerquita de mi casa. He ido muchas veces andando por la parte de atrás y me he colado. Nadie lo vigila. Me he llevado mucha chatarra sin que se dieran cuenta y yo mismo alguna vez he arrojado allí el cuerpo de algún animal muerto», le explicó.

Posteriormente, tras salir abatido de una declaración por videoconferencia sobre la acusación de agresión sexual, en la que al parecer no le fue muy bien, Antonio Ojeda le contó más detalles: «No fui yo, el culpable es "El Tani", como con Yeremi. El chiquillo no sufrió, llegó muerto. Le puso algún tipo de sustancia en la bebida para dormirle, pero se pasó y se murió. Yo vi al pequeño sin vida ya dentro del coche de "El Tani". En un barranco escondido preparó una hoguera con palos y un colchón y le prendió fuego. Luego recogió los restos los metió en una bolsa con la cremallera rota que yo mismo le entregué. Fuimos al vertedero por la parte de atrás y allí arrojó la bolsa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos y Tribunales

Deja a su hija de dos años encerrada en el coche al sol durante una hora en Almería

Un matrimonio alertó a la Policía, que tuvo que romper una ventanilla para auxiliarla y avisó al 061

Una niña de dos años muere tras ahogarse en una piscina comunitaria de Madrid

La pequeña falleció en el hospital tras ser atendida por los servicios de emergencia este jueves

Cuatro detenidos en Alicante por dar préstamos y quedarse con las casas de las víctimas

El grupo estafaba de forma continuada y había obtenido un beneficio de más de 12 millones

Detienen y expedientan a una maestra de Madrid que llamó "hijos de puta" a sus alumnos

Acusan a la profesora de delitos de odio y contra la integridad moral de los estudiantes, todos...

Arrestado tras degollar a su padre porque "insultó a su madre"

José Cano León, de 73 años, falleció desangrado de un único corte en el cuello, en el domicilio...

Un instructor de puenting, acusado de homicido por su inglés "macarrónico"

Un instructor de puenting, acusado de homicido por su inglés "macarrónico"

El procesado dijo "no jump" en vez de 'don't jump', y la menor fallecida entendió 'now jump'...

Enlaces recomendados: Premios Cine