El acusado de violación que ofrecía empleos con sexo declara que las aspirantes lo sabían

La víctima mantiene que fue intimidada con un cuchillo en un descampado y que antes consintió por miedo

16.09.2016 | 01:26
El acusado al llegar ayer a la Audiencia Provincial de Alicante.

Un acusado de agredir sexualmente a una mujer en Alicante tras engañarla con un supuesto empleo de secretaria que incluía sexo negó ayer en el juicio cualquier contacto con la denunciante y aseguró que todas las mujeres que fueron a las entrevistas para trabajar como «secretaria liberal» conocían de antemano que entre las condiciones del empleo figuraba la de tener relaciones sexuales con el «jefe». El procesado, que inicialmente dijo no haber tenido relaciones con ninguna de las candidatas aunque a preguntas de la fiscal admitió que sólo tuvo en un caso en Elche –hecho por el que fue condenado en otro juicio a cuatro años de prisión–, explicó ayer en la vista oral celebrada en la Audiencia de Alicante que él actuaba de intermediario para otras personas cuya identidad se negó a revelar. El fiscal pidió que sea condenado a seis años de cárcel por agresión sexual y su abogado la absolución.

La víctima de la agresión sexual mantuvo ayer la acusación contra el procesado y dijo que se le presentó en un centro comercial de Alicante como un empresario con pocos estudios al que le sonrió la suerte del sorteo del Euromillones y había hecho unas inversiones. Quería una secretaria con conocimientos administrativos y una de las condiciones para acceder al supuesto puesto de trabajo era tener relaciones sexuales con el jefe cuando éste lo pidiera. La mujer señaló que se estaba divorciando y buscaba trabajo de forma desesperada, por lo que decidió aceptar la oferta pese a la exigencia de las relaciones con el empresario.

La oferta de trabajo se publicó en una conocida web de anuncios en julio de 2014 y se requería a personas liberadas para trabajar como secretarias con un salario de entre 3.000 y 4.000 euros.

La víctima relató ayer que la primera cita la concertaron el 31 de julio de 2014 en el centro comercial Puerta de Alicante y desde esa fecha hasta el 13 de agosto, día en que asegura fue violada en un descampado junto a la Ciudad de la Luz tras ser amenazada con un cuchillo, mantuvo una decena de relaciones sexuales con el acusado y salvo la última no hubo empleo de violencia. No obstante, la mujer dijo ayer en el juicio que le amenazó con actuar contra ella y accedió «por miedo..., tenía todos mis datos personales y podía perder la custodia de mi hija», además de sentirse «indefensa y débil».

La mujer reconoció ayer que tuvo el error de no ir al médico tras los hechos sufridos y de no pedir ayuda en el centro comercial donde acudió tras la violación. Tampoco le denunció a la Policía hasta que vio en prensa que habían detenido a un hombre por abusar de dos mujeres en circunstancias similares.

La fiscal dijo ayer en su informe que la mujer se sintió amenazada por el cuchillo el día que la llevó a un descampado y por tanto existió el delito de agresión sexual, al margen de que la víctima hubiera accedido días antes a mantener otras relaciones con el acusado al sentirse coaccionada. La fiscal añadió que la víctima se vio abocada a aceptar un trabajo de alguien que «lo único que quería era tener una esclava sexual gratis, pero todo tiene un límite».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine