Entre una secta o un ritual de magia negra africana

Los satánicos suelen realizar algún sacrificio de animales mientras que los hechiceros se sirven de maleficios

29.08.2016 | 13:35

Cuando ocurren fenómenos como el vivido en Calp durante la mañana de ayer, comienzan las especulaciones y más por los objetos allí encontrados como las plumas, el esqueleto, la muñeca y los pequeños trozos de madera con nombres de personas. Pese a que la Guardia Civil investiga qué es lo que podría estar detrás de todo esto, los expertos consultados por este periódico en esta materia señalaron dos posibles explicaciones: una secta satánica o un ritual de magia negra.

En el caso de una secta satánica, los animales se sacrifican para usar su sangre en algún momento del acto. Estos suelen gallinas, palomas o corderos, y las ofrendas sirven para las invocaciones litúrgicas de grupos muy reducidos de personas. Asimismo se suele utilizar la estrella de cinco puntas invertida. Por otra parte, la magia negra se usa en perjuicio de un individuo o para dañar a la sociedad en su totalidad. En las ceremonias se suele llevar a cabo un hechizo, por lo que se realizan maleficios a través de la mezcla de distintos materiales que provengan tanto de animales (plumas, escamas), como de humanos (pelo, uñas). Esta sería la manera de producir infortunio, enfermedades o cualquier otro daño.

Los expertos consultados señalaron que lo más probable es que en el caso de Calp se trate de este último tipo de rituales ya que no se encontraron animales muertos ni sangre. Además de que la única marca que había era la que mostraba los nombres de las personas en las maderas encontradas ya que los agentes no localizaron la estrella de cinco puntas invertida utilizada en los actos satánicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine