El SEPRONA alerta de un incremento de maltrato "brutal" a caballos durante la crisis

Maltrato animal e incendios, los delitos ambientales más numerosos, con 380 y 120 delitos hasta junio

27.08.2016 | 14:50
Imagen de archivo

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha observado un incremento del maltrato "brutal" a caballos durante los años de la crisis económica dentro de la violencia contra los animales, que junto con el incendios, son el delito ambiental más numeroso.

Así, el capitán de la Jefatura del SEPRONA de la Guardia Civil Salvador Ortega ha confesado que está "sorprendido" por el aumento de los casos de maltrato a caballos en los últimos años, "probablemente a consecuencia de la crisis económica".

A este respecto, en una entrevista ha dicho que los agentes se están encontrando "distintas formas de maltrato brutal", que van desde el abandono absoluto de las explotaciones ganaderas o de los caballos, cuya manutención diaria tiene un elevado coste.

"Probablemente se produce no por provocarles sufrimiento sino por no poder mantenerlos y los dejan de alimentar, los abandonan y los dejan morir, lo cual es la forma más extrema de maltrato, una de las conductas más graves, aunque no proceda de personas con un trastorno de conducta", ha indicado.

Precisamente, en el primer semestre de 2016 el SEPRONA ha contabilizado un total de 380 casos de maltrato animal, que han acabado con 274 detenidos e imputados, y 120 delitos de incendios, que suman 134 detenidos e imputados, aunque ha recordado que en ese balance no están incluidos los fuegos de julio y agosto, por lo que espera que la cifra, al final de verano aumente sensiblemente.

En general, el capitán Ortega ha indicado que la estadística histórica de delitos ambientales es "bastante estable" y sin mucha variación, al tiempo que ha elogiado la colaboración ciudadana como "fuente de información fundamental para esclarecer delitos que de otra forma quedarían ocultos", especialmente en casos de maltrato que se producen en el ámbito doméstico.

En el caso de los perros, lamenta que la sociedad está "más acostumbrada" a este tipo de casos, que relaciona más con patologías o trastornos conductuales. Si bien, considera que en el caso de los canes de caza y, en particular, en el de los galgos, las estadísticas del SEPRONA distan mucho de la realidad que dibujan algunas organizaciones dedicadas a la defensa y la protección de los galgos y otros perros de caza.

NO TANTOS GALGOS AHORCADOS
"Las cifras están muy alejadas de las informaciones que difunden y que denuncian miles de casos", ha advertido. En concreto, ha precisado que en 2015 se produjeron cinco delitos por ahorcamiento de galgos, ocho de otras razas de caza y otros ocho ahorcamientos a otras razas de canes; tres galgos y cinco perros de caza muertos por disparos frente a 14 de otras razas y 95 galgos robados de los 353 totales que fueron sustraídos.

También se ha referido a otro delito contra la fauna, el tráfico de especies exóticas que, aunque no lo es "por las grandes cifras" sí por ser "de grandes operaciones esporádicas". De hecho, una veintena fueron investigados en 2015 y durante el primer semestre de 2016 se han producido dos. "Al final de año, junto con las que se han producido en julio y agosto, se llegará a unas 15 actuaciones, al menos", ha comentado.

El representante del SEPRONA ha recordado la reciente operación MUNÍN, una trama de criadores de halcones que expoleaban el medio natural para conseguir ejemplares de buena calidad genética, a los que capturaban "ilegalmente" ejemplares para criar halcones que después vendían sobre todo a coleccionistas de países árabes, donde son símbolo de alto estatus social.

En total, ha indicado que en 2015 la Guardia Civil se incautó de 246 aves, 408 reptiles y 64 mamíferos de especies sujetas al Convenio Internacional contra el Tráfico de Especies (CITES).

Ortega ha explicado también que estos ejemplares se depositan en entidades profesionalizadas, zoológicos y centros de recuperación de especies como el centro Prima Domus de Villena (Alicante), adonde se lleva a los primates y felinos. Además, cuentan con la colaboración de un centro en Toledo que se encarga de las aves, sobre todo de las rapaces así como de una red de establecimientos y coleccionistas particulares "de confianza, para los casos más peliagudos" como un elefante.

Respecto a los circos con animales, el capitán ha confirmado que no se ha intervenido en ninguno de ellos en este año, a pesar de que son sometidos a "intensas campañas de inspección", a visitas regulares del SEPRONA. "Normalmente y salvo casos muy puntuales suelen tener a los animales de forma legal y, en general, en buen estado porque se exponen a multas muy altas y están muy observados por nosotros y presionados por las ONG.", ha comentado.

CAPÍTULO INCENDIOS
Por otro lado, se ha referido al segundo delito ambiental más numeroso en España, los incendios, en los que divide el territorio nacional entre Galicia, León y Zamora, donde se aprecia un "índice de intencionalidad mayor" que en el resto de España, donde los más habituales son los fuegos por negligencia, sin intención de quemar. Por suerte, ha observado que hay una tendencia a la baja porque esta costumbre de quemar "se va corrigiendo".

Pese a la dificultad de investigar este acto criminal, ha negado que haya impunidad en este delito, porque de cada 100 incendios se detiene a 10 personas. Por ello, asegura que los casos de detención son "relativamente altos" y que "no hay tal impunidad como se cree".

Si bien, recuerda que hay fuegos que nunca podrán esclarecerse por la dificultad de obtener pruebas ya que suelen iniciarse en zonas remotas y rurales donde la población no suele hablar mal de su vecino y ha vuelto a insistir en la importancia de la colaboración ciudadana.

En este contexto, ha celebrado la creación de la Fiscalía de Medio Ambiente por su contribución a dar un impulso a la lucha contra los delitos ambientales. En la actualidad, ha señalado que hay una unidad integrada en la sede de la Fiscalía, con 8 agentes a su disposición y con la capacidad de movilizar de inmediato a 30 guardia civiles de la unidad central y, con algo más de tiempo, puede disponer de los 1.860 agentes del SEPRONA a nivel nacional.

"La Fiscalía da un respaldo muy importante a las actuaciones del SEPRONA, una vez que entregamos el atestado, por que impulsa las actuaciones en el juzgado con un fiscal especialista", ha subrayado.

Salvador Ortega ha añadido que en los últimos años se están fomentando la colaboración internacional y las operaciones conjuntas tras detectarse una actividad delictiva importante a nivel global en materias como tráfico de residuos y especies amenazadas.

Respeto al tráfico de residuos ha dicho que Italia es "el caso más extremo", en el que participa la mafia con el traslado de residuos peligrosos a otros países, sobre todo de África, pero que en algunos casos han transitado por España y ha puesto el ejemplo de unas arenas contaminadas que terminaron en un centro de gestión español.

Otra de las actuaciones en las que ha participado el SEPRONA son operaciones contra la actividad pesquera ilegal, como la Sparrow en enero y Yuyus, en marzo de 2016, que fueron posibles tras el trabajo internacional y junto con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente durante 2 años.

En la actualidad, ha desvelado que están en marcha operaciones "muy avanzadas que tocan todos los palos, tanto a nivel nacional como internacional". Ortega ha anunciado que en los próximos meses se repetirá la operación OPSON, en el ámbito de productos alimentarios para garantizar la calidad de los productos alimentarios que llegan al consumidor y que están en marcha operaciones en materia de fauna, flora, de tráfico de especies a final de año y otro sobre tráfico ilícito de productos fitosanitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine