Mediante huellas

Un conductor mata en Guardamar a un peatón y otro arrolla a 5 personas en San Vicente del Raspeig

El todoterreno con matrícula británica que causó el atropello mortal pertenece a una empresa del Reino Unido

24.08.2016 | 02:27
Lilia de la Fuente, quien estaba en la terraza y resultó herida, ayer en el lugar de los hechos.

La Guardia Civil trabaja en colaboración con las autoridades británicas para esclarecer las causas del atropello que el pasado domingo por la noche provocó la muerte de un hombre británico de 60 años residente en Guardamar del Segura. Así lo ha explicado hoy el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, quien ha indicado que el vehículo que causó la muerte al peatón –"un todoterreno grande"– tenía matrícula británica y pertenece "a una empresa" de ese país.

Los agentes del instituto armado trabajan ahora para averiguar qué relación tiene esa mercantil con el vehículo y quién podría ser la persona que lo conducía en el momento del suceso. Tras atropello, ocurrido en la N-332, a la altura de Guardamar del Segura, el conductor del vehículo lo abandonó en la carretera y huyó. De momento, la Guardia Civil está extrayendo huellas dactilares del vehículo, aunque se desconoce aún la identidad del autor, así como si iba acompañado o si el accidente se debió a "una negligencia de circulación vial o a otro tipo de causa", ha detallado Moragues.

El suceso ocurrió sobre las 22.35 horas del pasado domingo en el kilómetro 67,300 de la carretera N-332. Un todoterreno con matrícula británica que circulaba en sentido Alicante arrolló al peatón y le causó la muerte. El conductor implicado detuvo el vehículo y huyó del lugar del accidente dejando el coche en la carretera. Al punto del accidente se desplazaron agentes de la Guardia Civil de Tráfico y personal sanitario que no pudo hacer nada por salvar la vida al hombre atropellado.

Pero este no ha sido el único atropello grave de los últimos días en la provincia de Alicante pues se han registrado durante los últimos días varios accidentes de tráfico en los que los conductores circulaban bajo los efectos del alcohol y en un caso el implicado se dio a la fuga, posiblemente por el mismo motivo. Así, en otro accidente ocurrido en San Vicente del Raspeig corrieron mejor suerte las víctimas pero el resultado pudo ser peor. Un conductor que circulaba en estado ebrio por la avenida de Novelda chocó contra un coche estacionado en la vía y al tratar de marcharse embistió a otro también aparcado con tanta fuerza que arrolló a cinco personas de una misma familia que estaban sentadas en una terraza cenando.

El hombre hizo amago de huir de la zona, pero los propios viandante que habían visto lo ocurrido así como las personas que estaban en la terraza del bar le impidieron la huida y se enfrentaron a él.

Desde el área de Seguridad del Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig señalan que la Policía Local acudió entorno a las nueve menos diez de la noche del pasado viernes a la llamada. Allí encontraron a cinco personas que estaban heridas leves a consecuencia del accidente y al conductor muy nervioso. La Policía Local realizó la prueba de alcoholemia al hombre y dio positivo. Alcanzó 1.05 miligramos por litro, cuando la tasa permitida es de 0.25. El conductor fue detenido, al parecer porque también se encaró con los agentes de forma violenta, según afirman testigos presenciales.

Una de las personas afectadas por este suceso es Lilia de la Fuente, que ayer se recuperaba en su casa del susto y de las secuelas de la embestida con un collarín y una baja médica. De las cinco personas embestidas, tres de ellas fueron evacuadas en ambulancia hasta el hospital con contusiones en una pierna y en una mano mientras que otras dos lo hicieron por su propio pie.

La mujer había acudido con su familia a cenar al bar cuando sin darse apenas cuenta, relata que escuchó un chirrido de ruedas y a continuación notó como se les echaba encima el coche aparcado junto al velador. «Le cogieron las llaves del coche para que no se fueran porque su inercia era salir como fuera. Lo pasamos muy mal», cuenta recordando que sólo tres minutos antes su bebé de 20 meses estaba allí «y se lo había llevado su padre un momento, si no me lo habría atropellado», explica, mientras reconoce que fue un momento de muchos nervios. La familia ha denunciado al conductor y el miércoles se celebra un juicio rápido por atropello y por intento de fuga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine