Dos patrones de la línea Santa Pola-Tabarca dan positivo en estupefacientes

Quejas de pasajeros llevaron a la Guardia Civil a practicar el drogotest al conductor de una lancha rápida y al de una tabarquera tras amarrar

19.08.2016 | 00:42
Una patrullera de la Guardia Civil.

Dos patrones de embarcaciones, de dos empresas distintas, dedicadas al transporte de pasajeros entre Santa Pola y Tabarca, dieron positivo en un control de drogas efectuado por la Guardia Civil el miércoles por la tarde. En concreto, se trata del patrón de una lancha rápida, con capacidad máxima para 46 pasajeros, mientras que el segundo presta habitualmente su labor al frente de un catamarán, denominado comunmente como tabarquera, según ha confirmado a este medio una de las dos personas a las que anteayer la Benemérita les requirió que pasaran un control de estupefacientes.

Según confirmaron fuentes de la Comandancia, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil localizó este miércoles a los dos conductores bajo los efectos de las drogas tras requerir al departamento de Tráfico para que se les practicaran las pruebas, que dieron resultado positivo. En un principio, el patrón de la lancha rápida dio negativo en drogas, pero el resultado devino posteriomente en positivo.

Como consecuencia de ello, a primera hora de la mañana de ayer, las empresas recibieron un oficio de Capitanía Marítima instando a que se desenrolase a los capitanes hasta que se resolviera la situación, o que se amarrasen las embarcaciones en el puerto. Las empresas decidieron desenrolar a los patrones, que, hasta que no realicen un contraanálisis y las autoridades marítimas dictaminen que su situación vuelve a ser regular, no podrán volver a conducir ninguna de las embarcaciones. Además, recibirán una multa por conducir bajo efectos de sustancias estupefacientes, la cual es recurrible.

No obstante, según una de las empresas que prestan los servicios de transporte entre Santa Pola y Tabarca, un patrón afectado por esta sanción volvió a manejar una de las tabarqueras ayer por la tarde, a pesar de no tener permiso. Esto obligó a intervenir de nuevo a la Guardia Civil, que se desplazó hasta Tabarca y que terminó por subir a la embarcación para inquirir sobre el asunto.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Santa Pola, su alcaldesa, Yolanda Seva, confirmó que Capitanía Marítima les había puesto al corriente sobre las pruebas antidroga realizadas a los dos patrones y las medidas tomadas. Por parte del gobierno municipal se han puesto en contacto con Puertos para concertar una reunión en la que puedan tratar con amplitud la situación de las empresas que trabajan realizando servicios de transporte entre Santa Pola y Tabarca, que están en un continuo conflicto de intereses.

Según testigos del incidente del miércoles, los hechos comenzaron cuando una de las lanchas rápidas llegó a puerto entre las cinco y las seis de la tarde y sus pasajeros se quejaron por llegar empapados por el viento de lebeche y porque no se habían colocado toldos para protegerles del agua. Agentes de la Guardia Civil se personaron en el puerto y solicitaron a ambos que les acompañaran para realizar los llamados drogotest, que dieron positivo, por lo que el miércoles fueron inhabilitados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine