Fallece un militar eldense en unas prácticas de escalada en Canfranc

Rubén Rangel, de 25 años, sufrió un desprendimiento cuando ascendía junto a tres compañeros que resultaron heridos

03.08.2016 | 04:12
Fallece un militar eldense en unas prácticas de escalada en Canfranc

Un militar eldense de 25 años falleció ayer y al menos otros tres resultaron heridos al producirse un desprendimiento de tierra mientras realizaban unas prácticas de escalada en la zona de Coll de Ladrones, en el municipio pirenaico de Canfranc (Huesca). Según informó el Ministerio de Defensa, el fallecido es el soldado Rubén Rangel Vizuete, un joven natural de Elda que ingresó en el Ejército de Tierra en octubre de 2013 y que fue destinado en el Regimiento de Cazadores de Alta Montaña de Jaca, donde continuaba su labor.

El accidente se produjo ayer por la mañana a causa de un desprendimiento y afectó a otros componentes que formaban parte de la cordada en la que tomaba parte la víctima. Según fuentes de Defensa, al menos serían tres los afectados. Al lugar del accidente se desplazaron varias ambulancias de emergencias y un helicóptero de socorro para atender a las víctimas y proceder su traslado al hospital.

El soldado fallecido, soltero, estuvo desplegado en 2015 en Afganistán y estaba en posesión de la Medalla Otan por su participación en la operación Resolute Support. Su familia, procedente de Ahillones (Badaj0z) se trasladó a Elda, donde residió 40 años, y Rubén Rangel nació y estudió en la localidad, concretamente en el IES El Monastil. Fue precisamente cuando ingresó en el Ejército cuando decidieron volver a la localidad pacense. El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, telefoneó al padre del militar para trasladar el pésame y anunció que las banderas del ayuntamiento lucirán hoy un crespón negro.

Desde Defensa aseguraron que las prácticas de escalada que llevan a cabo las unidades de montaña se realizan con «bastante frecuencia» al ser una prueba que los integrantes de estos grupos deben de conocer. Esta actividad se realiza siempre bajo la supervisión de personal cualificado, añadieron.

El Ayuntamiento de Ahillones, donde estaba empadronado el soldado y donde viven sus padres y su familia, ha decretado tres días de luto. Según relató Rosendo Durán, el alcalde de este municipio pacense de unos mil habitantes, los padres del joven son del pueblo, a donde regresaron hace unos años, y el propio joven estaba empadronado en el mismo y lo visitaba con frecuencia «por lo que la noticia ha caído como una bomba». El funeral se celebra hoy a las 11.30 horas en Jaca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine