Un hombre se atrinchera armado durante siete horas en Jaén tras agredir a su pareja y sus hijos

El supuesto maltratador, con un brote psicótico, se encierra en la terraza de su casa y acaba entregándose a la Guardia Civil

25.07.2016 | 03:11
Miembros de la unidad de intervención de la Guardia Civil en las inmediaciones de la vivienda.

La Guardia Civil logró detener ayer a un hombre que se atrincheró armado en la terraza de una vivienda del municipio de Begíjar (Jaén) durante siete horas después de que la Benemérita intentara arrestarlo por un presunto caso de violencia de género en el domicilio cometido contra su pareja y dos de sus hijos. El hombre se encontraba con tres armas de fuego en el interior del piso y su detención llegó tras horas de «negociación», tal y como señaló Luis Ortega, teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, desde la misma localidad donde se produjeron los hechos.

Según informó el propio Ortega, por la mañana se produjo un caso de violencia de género, una «agresión» de este hombre «contra su pareja y dos de sus hijos», siendo posteriormente cuando se atrincheró dentro de su domicilio, ya solo, y lanzó varios disparos con un arma de fuego. Así, explicó que tras un aviso del servicio de emergencias 112, los agentes de la Guardia Civil se pusieron en alerta y procedieron a cercar el domicilio donde se encontraba este hombre. En este sentido, aseguró que sabían que tenía armas e incluso sospechaban de que podía tener algún explosivo, por lo que comentaba la familia.

Tal y como comentó Luis Ortega, el principal temor era que hubiera algún rehén en el interior de la vivienda, «cosa que no se produjo», o riesgo para las personas. Asimismo, también se temía que tuviera explosivos y al final tampoco fue así, aunque sí portaba tres armas de fuego con las que el detenido efectuó varios disparos; en concreto, cuatro desde el balcón y otros cuatro impactos que aparecieron dentro del domicilio, según explicó el teniente coronel. En el marco de esta actuación, los agentes tuvieron que evacuar varias viviendas colindantes al domicilio, así como avisar al equipo de negociadores y a una unidad especial de intervención de la Guardia Civil que se trasladó desde Madrid hasta Begíjar.

Todo comenzó después de que el 112 alertara de que una mujer y su hijo adolescente habían sido agredidos por este individuo, que es pareja de la mujer y padre del chico. Los agentes se presentaron en la vivienda poco después de las 10.30 horas, tras recibir el aviso de que su pareja y un joven tenían heridas y lo primero que hicieron fue desalojar tanto a la mujer como a sus hijos adolescentes de la casa y atenderlos, ya que presentaban algunas heridas por golpes.

Entonces, el presunto agresor cerró la puerta y se atrincheró armado en la terraza, donde permaneció durante casi siete horas hasta que los agentes, con ayuda de su médico, consiguieron acercarlo hasta la puerta del domicilio para que se entregara, algo que sucedió hacia las 17.30 horas.

Un brote psicótico
El teniente coronel confirmó que la intervención se produjo tras las «negociaciones» con el ahora detenido y que la operación se saldó «sin ningún tipo de lesiones». Luis Ortega explicó que al principio de esta actuación se contactó con el médico del supuesto maltratador, quien señaló que tenía «un brote psicótico». El detenido fue trasladado inicialmente al área de Psiquiatría del Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, en Jaén, para evaluar si debería permanecer ingresado en el centro sanitario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine