Un intento de homicidio que le salvó la vida

La Guardia Civil arresta a un hombre por tratar de matar a dos agentes durante una identificación en Pedreguer

27.06.2016 | 00:13
Un intento de homicidio que le salvó la vida

La actuación destapa una red de tráfico de armas con la detención de tres hombres, que planeaban acabar con la vida del primer apresado.

Un intento de homicidio de dos agentes en Pedreguer que quizá le salvó la vida. La Guardia Civil ha arrestado a un ciudadano británico acusado de intentar matar a dos agentes con una pistola. A raíz de esta detención, el Instituto Armado ha destapado una red de tráfico de armas y apresado a otras tres personas, que a su vez planeaban matar a uno de sus clientes, precisamente el arrestado en Pedreguer, porque les estaba dando «problemas».

La Guardia Civil de Alicante informó ayer de estas detenciones realizadas en los últimos meses en la Marina Alta. Se trata de cuatro hombres, dos de nacionalidad inglesa (37 y 54 años) y dos españoles (38 y 47 años), como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa contra dos guardias del puesto de Pedreguer, tráfico de armas, depósito y tenencia de armas de guerra, tenencia de armas, atentado a agentes de la autoridad y conspiración para cometer un homicidio.

Según explicó ayer la Benemérita, el pasado 21 de abril una patrulla de guardias civiles de Pedreguer que se encontraba de servicio procedió a identificar a un ciudadano británico en Pedreguer. Mientras le identificaban, el hombre sacó una pistola que llevaba oculta apuntando a los agentes con la intención de disparar. Sin embargo, los rápidos reflejos de éstos fueron cruciales para actuar en segundos, desarmando y reduciéndole a pesar de ser un hombre muy corpulento, por lo que salvaron la vida por muy poco.

Tras el intento de homicidio, la Guardia Civil realizó un registro en su domicilio, encontrando dos armas de fuego más, y abundante munición, por lo que se inició una investigación para determinar la procedencia de estas armas. Durante dos meses se han prolongado las pesquisas del equipo investigador, y tras diversas vigilancias y seguimientos, lograron identificar a tres personas que se dedicaban a la venta de armas de fuego en la zona de Xàbia.

En la investigación, los agentes averiguaron que dos de estas personas estaban conspirando para «deshacerse» del primer detenido, ya que al parecer les estaba dando «problemas» e iban a acabar con su vida.

Reunidas las pruebas y puestas en conocimiento de la autoridad judicial, se procedió a la detención de los tres individuos y al registro de sus viviendas, evitando así que pudieran cometer el homicidio del detenido, que les había comprado las armas.

Durante el registro se han incautado un subfusil ametrallador (MP-28) calibre 9 mm., una pistola Mauser calibre 7.65 mm., una pistola FN calibre 7.65, una pistola Webley calibre 7.65, una carabina Marlin con mira telescópica del calibre 22, y 250 cartuchos metálicos de distintos calibres (9 mm, 7,65 y 22). Todas las armas se encontraban en pleno funcionamiento, y algunas de ellas cargadas con su munición y dispuestas para ser usadas.

También fueron intervenidas las dos armas legales que poseía el principal detenido, tratándose de una carabina del 22 y de un revólver.

Dos de los detenidos han ingresado en prisión, mientras que otros dos han sido puestos en libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine