La Audiencia Provincial condena a unos padres a pagar 656 euros tras apedrear su hijo un autobús en Alicante

La sala apela a las faltas de ortografía de un mensaje de Whatsapp del menor para invalidar su versión exculpatoria

13.06.2016 | 17:13

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a los padres de un menor a pagar una indemnización de 656 euros a una empresa de autobuses después de que su hijo apedreara uno de sus vehículos.

La sentencia establece que el menor es criminalmente responsable de un delito de daños y le impone como medida la realización de tareas socioeducativas durante un año. Al tratarse de un menor de edad, son sus padres quienes deben indemnizar a la empresa de transportes a la que el menor causó daños.

Los hechos sucedieron en diciembre de 2015 cuando el joven, junto con otras personas no identificadas, arrojó piedras contra un autobús que circulaba con pasajeros por la Avenida de Novelda, en Alicante. Las piedras rompieron la luna trasera del vehículo, aunque no causaron heridos.

La Audiencia confirma así la sentencia del Juzgado de Menores Número 1 de Alicante, quien consideró probada la participación del menor en los hechos por la declaración de testigos, entre ellos el conductor del autobús, además de un mensaje de Whatsapp enviado por el menor, en el que escribía, textualmente, "le hemos metío un pedrazo al 24".

Respecto a esta prueba documental, la sentencia apela a las faltas de ortografía del texto para invalidar la versión del menor, quien sostenía que el corrector de textos de la aplicación móvil le cambió la palabra "han" por la palabra "hemos". "Llama poderosamente la atención de esta Sala que el corrector automático del teléfono cambie la palabra "han" por la de "hemos", tal y como sostiene el menor, y no corrija las numerosas faltas de ortografía que aparecen en el mensaje de texto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine