03 de junio de 2016
03.06.2016

Los robos en viviendas son más frecuentes en el litoral mediterráneo y en Madrid

Un informe de Unespa cifra en un 18% la probabilidad de que las casas de Alicante sean desvalijadas

03.06.2016 | 00:39
Los robos en viviendas son más frecuentes en el litoral mediterráneo y en Madrid

Los robos en viviendas son más frecuentes en el litoral mediterráneo y en Madrid y el momento del año que prefieren los ladrones para actuar son los tres meses de invierno, aunque sin olvidar agosto, cuando también ocurren muchos de estos siniestros. Así lo explicó ayer la presidenta de la patronal de las aseguradoras españolas, Unespa, Pilar González de Frutos, durante la presentación de la Memoria Social del Seguro de 2015, un informe que cumple su decimotercer aniversario y con el que el sector quiere trasladar a la sociedad «el valor añadido que genera su actividad».

El informe indica que dentro de la costa mediterránea, las provincias que soportan más robos a hogares son Tarragona y Murcia y esta última también está en las primeras posiciones en cuanto a la gravedad de los siniestros. Para determinar la gravedad, el estudio tiene en cuenta la relación entre el coste del siniestro y el capital asegurado de la póliza. Otra de las conclusiones que se pueden extraer es que son muy numerosos los asaltos a segundas viviendas, que por norma general presentan unos bajos índices de ocupación en la época laboral (invierno). La provincia donde se dan los asaltos más graves a viviendas es Orense, donde son el 82,41 % más graves que en el resto de España aunque sean menos frecuentes; seguida de Murcia (73,33 %) y de Almería (58,41 %). En Alicante la tasa es del 21,17% y la probabilidad de que una vivienda sea asaltada es del 18,13 por ciento. El coste medio de los siniestros en Alicante fue de entre 1.250 y 1.500 euros.

Los lunes y los viernes son los días en los que se producen más robos, mientras que en los fines de semana la actividad decae un poco, explicó la presidenta de Unespa, que aclaró, sin embargo que «no hay ninguna fecha en la que se pueda bajar la guardia, porque los ladrones no descansan nunca».

Según el estudio, Madrid con el 50,06 % de probabilidades, es la tercera provincia donde es más probable que ocurra uno de estos siniestros, aunque lo cierto es que son robos de «poca cuantía». El asalto más grave se produjo en Orense y la indemnización fue superior a los 300.000 euros, en tanto que el menos grave tuvo lugar en Cantabria y el importe fue de 549 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine