Agrede a martillazos a sus padres

El hijo de la pareja fue detenido poco después cerca del retén de la Policía Local de un municipio de Valencia

15.05.2016 | 01:00

La Guardia Civil detuvo en la madrugada de ayer a Alfredo, un hombre de 47 años y de origen español que atacó con un martillo a sus padres, de 76 y 80 años, en la localidad de Benaguasil, Valencia.

Los hechos ocurrieron a las doce y media de la noche en una vivienda de la calle Les Ànimes de la localidad, cuando el matrimonio que dormía en su habitación se vio sorprendido por los martillazos que les empezó a propinar su propio hijo, lo que les causó graves contusiones por todo el cuerpo –sobre todo en la cabeza–.

Tras la agresión, una de las víctimas pudo salir de la casa para pedir ayuda y tocó el timbre de su vecina Gloria que llamó rápidamente a la Policía. «A esa hora me acababa de ir a dormir pero bajé a abrir la puerta y me lo encontré todo lleno de sangre, la puerta de mi garaje, la calle y el teléfonillo, todo», explicaba angustiada. Mientras llegaban los agentes, la vecina ayudó al hombre herido a que se sentara en la entrada de su casa, «a la mujer no la pudimos ver porque estaba bastante peor», explicaba Gloria.

Cuando llegaron los agentes, las víctimas fueron trasladadas en dos ambulancias distintas al Hospital La Fe de Valencia donde al cierre de esta edición todavía permanecen ingresados de gravedad.

El presunto autor abandonó la casa de sus padres tras agredirles pero varias patrullas de la Guardia Civil lo encontraron cerca del retén de la Policía Local de Benaguasil «en una actitud calmada» y lo detuvieron. Fuentes consultadas indicaron que «no opuso ninguna resistencia y reconoció haber sido el autor de los hechos».

Los vecinos aseguraron que no escucharon ninguna discusión previa que pudiese justificar el nerviosismo y la pérdida de control de Alfredo. «Vivo en la casa de al lado y no escuche ningún grito ni ningún golpe antes de que pasara nada» explicaba una mujer.

Conmoción en Benaguasil

Allegados de las dos víctimas lamentaban el incidente «son personas maravillosas, espero que se recuperen lo antes posible». En cuanto al agresor, un vecino explicó que «era una persona que siempre saludaba, bastante cariñosa pero su problema era la bebida». Alfredo es el único de sus cuatro hermanos que vive con sus padres y además se encuentra desempleado. «Tiene un problema con el alcohol, a veces llegaba borracho y le cambiaba mucho el carácter, se volvía mucho más agresivo» explicaba una vecina que ha querido mantener el anonimato.

«Cerrado por motivos personales, disculpen las molestias». Este era el mensaje que se podía leer en la peluquería del hermano de Alfredo, Iván, residente en una urbanización de Benaguasil, y dueño de este establecimiento situado en la plaza del ayuntamiento de la localidad.

El arrestado fue trasladado al hospital de Llíria y se encuentra en dependencias de la Guardia Civil de La Pobla de Vallbona a la espera de pasar a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine