El fiscal pide 24 años a los dos acusados de un ataque con ácido a un gestor en l'Alfàs

Los procesados son un exsocio de la víctima y un hombre al que habría ofrecido 10.000 euros para rociarle con el líquido abrasivo frente a su oficina

12.05.2016 | 12:03
La víctima en el Hospital, días después de la agresión.

La Audiencia de Alicante sentará en el banquillo la próxima semana a los dos acusados de un ataque con ácido que sufrió un gestor frente a su oficina en la Playa del Albir en l'Alfás del Pi. La Fiscalía acusa a un exsocio de la víctima que habría ofrecido al otro acusado 10.000 euros por atentar contra la integridad física de éste. Para cada uno de ellos se pide una pena de doce años de cárcel por las graves lesiones que sufrió la víctima, según el escrito de acusación al que ha tenido acceso este diario.

El Ministerio Público reclama una indemnización de 46.740 euros para la víctima, así como el pago de otros 78.620 euros a la Agencia Valenciana de Salud por el coste de la asistencia sanitaria. La Fiscalía pide además una orden de alejamiento por la que los dos acusados no podrán acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante los próximos trece años.

Los hechos ocurrieron el 1 de agosto de 2011 en las proximidades de la gestoría que la víctima regenta en la Playa del Albir. El presunto autor material de la agresión se escondió entre unos contenedores y roció al gestor por sorpresa con el líquido abrasivo sobre el rostro, el cuello y el torso. El presunto agresor, de nacionalidad búlgara, fue detenido el 2 de mayo del año pasado y desde entonces está en prisión preventiva. El exsocio imputado es de origen suizo. Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió quemaduras de tercer grado que tardaron 571 días en curar y por las que estuvo hospitalizado durante 53 días. Entre las secuelas que el ataque el ataque le dejó se encuentran las cicatrices en la cara y otras zonas del cuerpo y limitaciones en la apertura de la boca, la rotación del cuello, en el movimiento del hombro izquierdo y en la extensión del codo derecho. La víctima denunció en su día que las diferencias con sus socios surgieron a raíz de desavenencias en un negocio de hostelería en Elda en el que habían invertido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine