Piden penas de 9 años a dos acusados de un robo y agresión homófoba en Alicante

La víctima, un actor y escritor de Novelda, ejerce la acusación particular y considera indignante que ni el fiscal ni el juez reconozcan la homofobia en el suceso ocurrido en 2009 junto a una discoteca

08.05.2016 | 03:05

Una asociación convoca una concentración para el día del juicio.

El actor y escritor Felipe Giner, de 34 años y vecino de Novelda, ha solicitado para dos acusados sendas penas de 9 años de prisión por el robo con violencia y agresión homófoba que asegura haber sufrido hace siete años junto a una discoteca de Alicante. El juicio se celebrará el próximo miércoles en el juzgado de lo Penal número 1 de Alicante y frente a la elevada pena que solicita la víctima, que ejerce la acusación particular, la Fiscalía inicialmente solicita un año y cinco meses para cada procesado. Considera que sólo fue una tentativa de robo con violencia o intimidación en el que no concurrió el delito contra la integridad moral que les imputa la víctima.

Con motivo del juicio, la Asociación Nacional Queer El Príncipe Lila, de la que es socio Felipe Giner, ha convocado para el próximo miércoles a las once la mañana una concentración de apoyo en la puerta de los juzgados de Benalúa, donde se celebrará el juicio.

La víctima del suceso ha señalado a este diario que le parece «indignante que hayan pasado 7 años para la celebración de este juicio y que ni el fiscal ni el juez reconozcan la homofobia en los hechos ocurridos». Giner también critica al fiscal por pedir «una pena irrisoria para los agresores, contemplando además únicamente un delito, cuando se cometieron más».

Según el escrito de acusación particular presentado por los abogados de Giner, los hechos ocurrieron el 7 de febrero de 2009 cuando la víctima, que entonces tenía 27 años, llegó a un aparcamiento cercano a la discoteca Impacto, situada en el polígono de Babel en Alicante. En ese momento un hombre se introdujo en su coche y comenzó a realizar proposiciones sexuales a Giner, quien se negó y salió del vehículo al tiempo que pedía «al intruso que saliera», indica la acusación particular. Al salir se dio cuenta de que el hombre iba acompañado de otras personas que comenzaron a «insultarlo, humillarlo e intimidarlo con apelativos referidos a su orientación sexual».

Vejaciones
El joven se refugió en la discoteca pero los imputados le siguieron y bajo amenazas lo sacaron de nuevo al aparcamiento. Una vez fuera comprobó que habían roto el cristal de una ventanilla de su coche y le habían sustraído una bolsa con una cámara de fotografía. Uno de los acusados, siempre según la acusación particular, le dijo que se la habían robado unos amigos y le llevó hasta las vías del tren, donde junto a otros individuos le amenazó con «rajarle» si no le entregaba todo lo que llevaba encima, al tiempo que «proferían vejaciones e insultos por su orientación sexual».

En el momento en que le daba sus pertenencias se las tiraron al suelo de un manotazo y apareció otra persona que le auxilió. Los agresores se marcharon gritando que lo iban a matar y que le darían una paliza cuando lo vieran, según la versión de la víctima.

Felipe Giner afirma que a causa de estos hechos sufrió una crisis de ansiedad con trastorno por estrés postraumático y necesitó tratamiento médico.

La acusación particular considera que los acusados son autores de los delitos de robo con fuerza, robo con violencia, contra la integridad moral, amenazas y lesiones. Además de los 9 años de cárcel a cada procesado solicita una indemnización de 8.694 euros.

Por contra, el fiscal considera que los dos acusados le convencieron para que saliera de la discoteca y luego le exigieron la cartera bajo amenazas de darle una paliza y rajarle, momento en que fue auxiliado por otra persona.

La asociación El Príncipe Lila también critica que el fiscal ignore que los acusados «actuaron motivados por su homofobia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine