04 de mayo de 2016
04.05.2016

Un herido en un accidente en las obras del TRAM será indemnizado con 945.000 euros

Condenan a dos acusados de una empresa de El Campello a una multa y a FCC y a Ortiz como responsables civiles

04.05.2016 | 03:10
Un momento del juicio celebrado ayer por conformidad en los juzgados de Benalúa.

El juicio por un accidente laboral en las obras del TRAM en Alicante se zanjó ayer con un acuerdo de conformidad entre acusaciones y defensas por el que el trabajador que sufrió graves secuelas será indemnizado con 945.000 euros. Tras el acuerdo el magistrado titular del juzgado de lo Penal número 5 de Alicante dictó una sentencia en la que un acusado fue absuelto y los otros dos –la gerente de una empresa de El Campello subcontratada por Ortiz y FCC y un empleado– fueron condenados a sendas penas de tres meses de prisión por un delito de lesiones por imprudencia, aunque la pena se sustituirá por una multa de 1.080 euros a cada uno. Según el fallo facilitado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana, se condena a pagar al trabajador herido una indemnización de 945.000 euros y declara a las empresas FCC y Enrique Ortiz como responsables civiles.

De los 945.000 euros, tres aseguradoras ya consignaron 601.500 euros y ya han satisfecho así sus responsabilidades, según indica la sentencia. Los 298.500 euros restantes deben ser pagados en un plazo de quince días y los otros 45.000 antes del 3 de agosto, cantidad que será abonada con la venta de maquinaria de una empresa de El Campello y lo que falte por los dos acusados o en caso de impago por las empresas Enrique Ortiz e hijos y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

El accidente laboral ocurrió el 7 de marzo de 2007 cuando el trabajador se disponía a utilizar una máquina Dúmper de seis toneladas para realizar labores de desescombro de las obras del TRAM. El operario situó el Dúmper sobre las vías de forma insegura, ya que colocó primero las ruedas traseras y luego las delanteras, lo que dejó la máquina sin tracción y sin posibilidad de frenada durante el tiempo que tarda en cambiarse el sistema de ruedas de caucho a ruedas de vías. Al estar en pendiente la máquina se deslizó a toda velocidad y al ver que acababan las vías el trabajador saltó y se golpeó en la cabeza, lo que le causó «graves lesiones y secuelas incapacitantes».

El trabajador tardó 450 días en curarse en el hospital y tiene graves secuelas por las que ha quedado incapacitado para cualquier trabajo y precisa de ayuda y supervisión de una tercera persona para las actividades básicas diarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine