Investigación

Hallan un segundo cadáver en el derrumbe de Tenerife

Los equipos de rescate han recuperado el cuerpo sin vida de otra mujer, de 40 años - Hay 9 desaparecidos

15.04.2016 | 16:17
Hallan un segundo cadáver en el derrumbe de Tenerife

Los Bomberos han recuperado a las 5.15 horas de este viernes el cuerpo de una segunda mujer fallecida a consecuencia del derrumbe de un edificio en Los Cristianos, en el municipio tinerfeño de Arona, ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112 a través de su cuenta de Twitter.

En su comunicado, el organismo ha apuntado además que "a estas horas continúan los trabajos de desescombro y localización de posibles víctimas".

Hasta el momento hay dos mujeres fallecidas, una de unos 40 años y una segunda de edad desconocida, y dos personas heridas. Se trata de una mujer de 57 años que sufrió un traumatismo en miembro superior de carácter grave y fue trasladada en una ambulancia sanitarizada a Hospiten Sur; un varón italiano de 28 años con traumatismo en el hombro de carácter menos grave, trasladado al mismo hospital. Además, una mujer de 55 años tuvo que ser atendida en el lugar por una crisis de ansiedad.

El edificio tenía 28 inquilinos, de los que 9 no están localizados (en esa cifra se incluye a la mujer fallecida, porque todavía no ha sido identificada), ha informado el alcalde de Arona, José Julián Mena.




El alcalde de Arona precisó que catorce personas que residían en los edificios colindantes -Bruno, Chicharro y Del Mar- han sido trasladadas, de manera que seis de ellas han acudido a hogares de familiares, otras seis al Hotel Princesa Dácil y dos al Hotel Arona.

Operativo formado por más de 200 personas

En el operativo de desescombro trabajan más de 200 personas, entre ellas 57 bomberos, 52 miembros de Cruz Roja, 50 de la Unidad Militar de Emergencias (UME), cinco agentes de la unidad de rescate de la Guardia Civil, 32 policías nacionales, 45 voluntarios de Protección Civil y 17 psicólogos.



Los bomberos y los militares de la UME trabajan coordinadamente para el rescate con maquinaria pesada "en la cara más preocupante del edificio" que ha quedado en pie, dijo el alcalde, quien precisó que se adoptarán las medidas técnicas necesarias "para ir quitando poco a poco esa estructura".

Al respecto, el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, señaló que la prioridad absoluta es efectuar el rescate en condiciones de seguridad "porque hay una pared que puede caer en la zona de escombros".

Por ello hay preocupación por las condiciones para tirar esa pared que pone en riesgo el proceso de desescombro, por lo que se ha contactado con una compañía especializada en demoliciones para derribar el muro, prosiguió Carlos Alonso, quien reiteró que "eso es lo que interesa ahora y las causas y razones del derrumbe" se esclarecerán en su momento.

El alcalde de Arona informó además de que se ha instalado un alumbrado especial para continuar los trabajos de noche y agradeció a las empresas y comercios de la zona que hayan cerrado los locales para facilitar el acceso al perímetro de seguridad en torno al edificio siniestrado.





También estarán a disposición de las necesidades otros recursos municipales, como tanatorios, al tiempo que el pabellón de deportes se destinará a los miembros de la UME para que puedan pernoctar.

José Julián Mena, que pidió "prudencia y sensibilidad", solicitó a los residentes en el lugar que acudan al centro cultural de Los Cristianos si precisan de información o asistencia, y señaló que el Ayuntamiento de Arona ha habilitado el número de información telefónica 010 922 761600 hasta las 23:00 horas.

El derrumbe de este edificio de cinco plantas, situado entre las calles Amalia Alayón y en la trasera de Valle Menéndez, se ha producido a las 9:30 horas de la mañana por causas que aún se desconocen, según manifestó el alcalde.

No obstante, los técnicos ya investigan las razones por las que se ha producido el derrumbe, según informa el Ayuntamiento de Arona.

El edil afirmó que es pronto para determinar si el derrumbe se produjo como consecuencia de unas obras que al parecer se estaban produciendo en uno de los pisos del inmueble o por una explosión ya que, según manifestaron varios vecinos, olía a gas.

Asimismo se ha constituido una comisión de coordinación con las familias afectadas que serán asistidas por psicólogos y personal de la Cruz Roja así como una decena de traductores.

El ritmo de esta localidad, considerado como uno de los puntos turísticos más importantes de Tenerife, se ha visto afectado por este suceso, que también ha provocado el desalojo de varios edificios colindantes como medida de prevención.

"No contesta al móvil"

Un vecino de Los Cristianos que se encuentra en la zona en la que se ha desplomado un edificio ha asegurado que la mujer de un amigo suyo se encontraba en el interior del edificio. "Ella está dentro pero no contesta al móvil", señaló. El vecino asegura que la mujer, de 35 años, llevó a sus dos hijos al colegio y regresó a casa. "La estamos llamando y no contesta", señaló.

Mientras el hombre hablaba, los bomberos y los equipos de emergencia trabajan para ver si hay alguna personas entre los escombros del edificio situado en pleno centro de Los Cristianos, en la calle Valle Menéndez.

Tino Ponte, un joven tinerfeño que llegó a la zona del derrumbe del edificio de Los Cristianos pocos minutos después de producirse, en la mañana de este jueves, describe una escena dantesca. "Todo estaba lleno de polvo, la gente corriendo, otros llorando... Ha sido terrible. Todo el mundo estaba desesperado, angustiado", asegura.

Ponte, locutor de Radio Rumberos FM, detalló: "Llegué y me encontré con un escenario que parecía el de un atentado. De hecho, la gente especuló primero si pudo haber habido una explosión provocada. Pero parece que pudo ser por una explosión de gas. Lo cierto es que todo era un caos y había gente preocupado por si había alguien atrapado entre los escombros".

Tino Ponte aseguró que cuando todavía quedaba polvo en el aire del derrumbe ya había agentes de la Policía Local de Arona en el lugar y empezaban a llegar los bomberos. "El despliegue de los efectivos de rescate y seguridad fue inmediato. Había una parte del edificio, la que da a la calle Amalia Alayón, que resistió al derrumbe. Estaban trabajando para asegurarlo cuando me fui de la zona. La parte que da a la calle Valle Menéndez había desaparecido completamente".

El joven señaló que oyó muchos gritos y que algunos parecían proceder del mismo edificio. "Se oía gente llorando pero no sé si estaban exactamente en el inmueble o en los alrededores. Todo era muy caótico", puntualizó Tino Ponte.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine