La mujer que arropó al bebé abandonado en Valencia: «Quiero que el arrullo que cosí para mis nietos la acompañe en su vida»

La mujer que arropó a la niña hasta la llegada de la policía asegura que al abrazarla y sentir su calor sintió como si fuera su hija. «Quiero que el arrullo que cosí para mis nietos vaya con ella y la acompañe en su vida»

29.03.2016 | 01:12
La mujer que arropó al bebé abandonado en Valencia: «Quiero que el arrullo que cosí para mis nietos la acompañe en su vida»

«No entiendo cómo alguien puede dejar abandonada a una cosita tan indefensa, pero si con solo cogerla y sentir su calor ya sentí como si fuera mi hija», reconocía María Luisa, la mujer que arropó a la recién nacida hallada en un portal de una finca de Torrefiel el jueves por la mañana. «He llamado al hospital para ver cómo estaba y me han dicho que se encuentra perfectamente», explicaba esta mujer. Incluso en el centro hospitalario le comunicaron que ya le han puesto nombre a la pequeña: Ana.

«Les he pedido que el arrullito con el que llegó al hospital le acompañe allí donde vaya, no quiero que se pierda. Lo cosí para mis nietos con mucho amor y ella lo ha estrenado. Ahora quiero que le acompañe en su vida», relató María Luisa, quien tiene un nieto de tres meses y otro en camino.

La bebé fue encontrada a las 12.30 horas en un patio de un edificio de la calle José Esteve de Valencia por una vecina y su hija. La recién nacida todavía tenía el cordón umbilical atado con la cuerda de un tendedero de la ropa. «Mi hija venía a dejarme una torta y se ha encontrado una mantita en el portal y algo que se movía bajo ella», explicaba Amparo, quien bajó al patio pensando que se trataba de un cachorro.

«Al levantar la mantita nos hemos quedado impactadas, era una niña recién nacida. Con el pelo rubiete y sonrojada», relató la mujer. Ni ella ni su hija quisieron tocarla y acudieron a una tienda próxima que regenta una vecina. «Pensaba que les había pasado algo, cómo iba a imaginarme que era porque habían encontrado un bebé abandonado», explicó María Luisa, quien cogió a la pequeña entre sus brazos mientras esperaban la llegada de la policía.

«Estaba temblando, estaba toda mojadita y cuando la he cogido se me ha meado encima, pobre criatura», confesaba María Luisa. La mujer le quitó la mantita con la que estaba envuelta y la tapó con un arrullito que había hecho para sus nietos.

La Policía Nacional trata de identificar ahora a la madre de la pequeña, quien podría ser acusada de un delito contra las relaciones familiares por abandono. Los agentes no encontraron ningún indicio que apunte a que el parto se haya producido en algún centro hospitalario y todo indica a que la madre habría dado a luz en algún domicilio particular de las inmediaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine