Cuatro condenados en Alicante por estafar 105.000 euros a un banco con una hipoteca

Les imponen 6 meses de cárcel tras hacerse pasar por la dueña de una casa para venderla y lograr un préstamo

17.03.2016 | 04:10

La Audiencia de Alicante ha impuesto sendas penas de un año de cárcel a cuatro hombres que estafaron 105.216 euros a una caja de ahorros tras obtener un préstamo hipotecario sobre una vivienda de Villena que no era de ellos.

La sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Alicante, hecha pública ayer, les considera autores de un delito de estafa, pero les absuelve por falta de pruebas del de falsificación de documentos.

El timo fue organizado presuntamente en junio de 2004 por un individuo identificado como Jesús Hernández Utrera, quien murió asesinado cuatro años después por una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, aunque sus restos mortales fueron descubiertos en 2011 en un paraje rural de Tibi (Alicante).

La Guardia Civil esclareció este crimen con la detención, el pasado año, de dos individuos y la imputación de otros cuatro. Utrera tenía múltiples antecedentes policiales y había de ser juzgado junto a varios miembros de su banda por diversas estafas a bancos, la mayoría relacionadas con la compra de inmuebles, hechos para los que solía captar a personas de ambientes marginales.

En esta ocasión, el presunto cabecilla del grupo falsificó varios documentos para simular la adquisición de una vivienda de Villena propiedad de una mujer ajena a los hechos y obtener así el correspondiente préstamo hipotecario.

Dos de los sospechosos se hicieron con la documentación de la casa tras fingir ante la propietaria que estaban interesados en comprarla, mientras que un tercero, reclutado por otro acusado que ejercía de intermediario, aceptó figurar como comprador.

Préstamo repartido

La banda logró que una sucursal de una entidad financiera les hiciese un préstamo de 105.000 euros, dinero que se repartieron los acusados, según la sentencia de la Audiencia.

La adquisición del inmueble se realizó ante un notario de Alicante en octubre de 2004, pero pocos meses después las cuotas de la hipoteca dejaron de pagarse, lo que motivó que un juez adjudicara a la entidad el piso en perjuicio de la verdadera dueña.

Además de condenar a los cuatro estafadores a las penas de cárcel y el pago de sendas multas de 540 euros, el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia de Alicante ha anulado la escritura de compraventa y la del propio préstamo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine