Vuelo de Germanwings con 150 víctimas

Un médico recomendó al copiloto Andreas Lubitz que ingresara en un psiquiátrico

El informe final sobre el siniestro incide en que el alemán «no debería haber volado» aquel día

15.03.2016 | 03:55
El piloto suicida en una foto de archivo.

Un médico privado recomendó el internamiento en un hospital psiquiátrico del piloto alemán Andreas Lubitz dos semanas antes de que estrellara un avión Airbus 320 de Germanwings que copilotaba sobre los Alpes en una tragedia que costó las vidas de sus 150 pasajeros –50 de ellos españoles–, según los resultados del informe final revelados ayer en París casi un año después del suceso, ocurrido el 24 de marzo de 2015.

En su informe definitivo, la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil de Francia (BEA, por sus siglas en francés), indicó que Lubitz había comenzado a exhibir, en diciembre de 2014, síntomas que encajarían con un «episodio psicótico-depresivo», que consultó con diversos médicos, ninguno de los cuales advirtió en un primer momento de su situación a las autoridades.

«En el día del accidente, el copiloto no debería haber volado debido a las recomendaciones de su doctor. Si hubiera seguido el reglamento, él mismo debería haberse declarado no competente y pedir el relevo», explicó el investigador jefe de la BAE, Arnaud Desjardin.

Los fiscales han hallado pruebas de que Lubitz, que también padecía problemas de visión y temía perder su empleo, había investigado métodos de suicidio y ocultado su enfermedad a sus superiores.

Ello se sumó a una «falta de líneas claras a seguir en la normativa alemana» sobre las amenazas a la seguridad pública cuando entran en conflicto con la confidencialidad de los informes médicos, de acuerdo con las conclusiones del documento presentadas en París.

La BEA instó a las autoridades europeas a que incrementen sus investigaciones sobre presuntas incapacidades de los pilotos, en particular si hay sospechas de problemas psiquiátricos, y que endurezcan los controles sobre aquellos que sean declarados capacitados para volar a pesar de presentar un historial de enfermedades mentales.

Los datos encontrados en casa de Andreas Lubitz por parte de la fiscalía de Dusseldorf revelaron que había recibido años antes de obtener su licencia como piloto «atención psicoterapéutica por tendencias suicidas». No obstante, la fiscalía descartó la posibilidad de «especular» sobre los motivos que le llevaron a estrellar el Airbus A320, sustentando la investigación solo en «hechos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine