Seis detenidos en Alicante y Murcia por cultivar marihuana a gran escala para su venta en Holanda

En la operación se han incautado 700 plantas de esta sustancia y dos kilos de cogollos - La compleja instalación que habían desarrollado del reportaba una producción anual de unas 5.000 plantas

01.03.2016 | 13:33

Seis personas han sido detenidas por la Guardia Civil en una operación conjunta, con la Agencia Tributaria, que ha supuesto la desarticulación de un grupo asentado en Murcia y Alicante dedicado al cultivo a gran escala de marihuana para su posterior distribución en España y Holanda.

La operación, según fuentes de la Agencia Tributaria, se inició a principios de año cuando el grupo de investigación detectó la posible actividad ilícita, relacionada con el tráfico de drogas, que se encontraba tras una asociación murciana dedicada a informar sobre el cannabis y su problemática legal, entre otros temas.

Los primeros indicios permitieron a los agentes constatar que el fin que realmente perseguía la asociación investigada era proporcionar marihuana a los socios, a través de una tienda de Murcia. La Guardia Civil fue desenmascarando la estructura de la organización e identificó al cabecilla, un ciudadano holandés, residente en la localidad alicantina de Orihuela Costa. Hasta el momento, el desarrollo de la operación ha permitido incautar más de 700 plantas de marihuana y dos kilos de cogollos.

Los detenidos, tres holandeses, dos españoles y un belga de entre 19 y 55 años, residentes en Murcia y Alicante, han sido puestos a disposición del titular del juzgado de instrucción número 2 de San Javier, que ordenó su ingreso en prisión.

Para el cultivo del cannabis, la red había alquilado dos naves en un polígono industrial de Balsicas-Torre Pacheco (Murcia), donde había instalado, en una extensión de unos 500 metros cuadrados, un invernadero clandestino, que contaba con sofisticados medios tecnológicos de iluminación, calefacción, ventilación y riego. La compleja instalación le permitía producir varias cosechas durante un año, estimando una producción anual de unas 5.000 plantas.

Inicialmente se desarrolló una inspección en el establecimiento público de la asociación ubicado en Murcia, donde verificaron la actividad ilícita relacionada con el tráfico de drogas y se incautaron de gran cantidad de marihuana dispuesta para su consumo, con inscripciones como "Amsterdam", "Northem", "Chocolate Haze" y "Chesse", y otros efectos, como una máquina capaz de proporcionar un centenar de porros en un minuto. La inspección culminó con la detención del empleado y el precinto del local.
Paralelamente a la inspección, los agentes localizaron y detuvieron al líder de la trama mientras se encontraba de viaje en la localidad malagueña de Torremolinos.

Tras el arresto se realizó un registro en su domicilio, en Orihuela, en el que se incautó una pistola detonadora y efectos relacionados con el tráfico de drogas.

Poco después, en la localidad alicantina de Los Montesinos, los investigadores localizaron y detuvieron al propietario de un grupo que se encargaba de distribuir marihuana para la organización y al que se le incautó en su poder durante el arresto más de medio kilo de cogollos de marihuana.

Durante la mañana del 23 de febrero el dispositivo conjunto realizó la entrada y el registro en las naves industriales de Balsicas-Torre Pacheco (Murcia), que culminó con la detención del resto de integrantes de la organización criminal y la desarticulación del invernadero clandestino que, en ese momento, producía 700 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine