28 de febrero de 2016
28.02.2016

Cien detenidos por una red que introducía de forma ilegal a chinos en la UE por El Altet

La Policía desarticula una organización que usaba al menos siete aeropuertos del país

28.02.2016 | 02:58

Más de un centenar de detenidos por una red que introducía a chinos de forma ilegal en la UE a través de varios aeropuertos, entre ellos el de Alicante-Elche. La Policía Nacional ha desarticulado una organización, compuesta por personas de origen chino, que operaba en aeropuertos de España como trampolín para desplazar a sus compatriotas a Reino Unido, Irlanda, Francia e Italia.

En la operación han sido detenido más de 100 personas, entre ellas los responsables de la organización, en los principales aeropuertos españoles y en el de Milán-Bergamo (Italia), así como en diversas localidades españolas. Varios de los arrestos se produjeron en El Altet, aunque ni desde la Dirección General de la Policía en Madrid ni desde la Comisaría de Alicante pudieron concretar el número de apresados en la provincia.

El dispositivo de la Policía Nacional se ha realizado en colaboración de policías británicos, franceses e italianos, en una investigación de más de dos años. Las pesquisas comenzaron a finales de 2013, cuando en diferentes aeropuertos españoles comenzaron a producirse detenciones, cada vez con más frecuencia, de chinos que eran detectados cuando pretendían embarcar en vuelos con destino a Reino Unido e Irlanda, utilizando documentación falsificada.

Poco después, los agentes lograron establecer un nexo común a todos ellos, una organización de carácter internacional formada principalmente por ciudadanos de nacionalidad china que operaba en España, Francia, Inglaterra y China, manteniendo vínculos con otras organizaciones similares asentadas tanto en nuestro país como en otros europeos.

Captación

La red captaba a personas que deseaban salir de China, a cambio de una cantidad de dinero que podía variar en función del destino elegido y de los medios empleados para ello. Solían utilizar dos procedimientos: o bien viajaban en vuelos directos desde China a Europa utilizando pasaportes y visados auténticos pero sustraídos a terceras personas, o bien hacían escalas intermedias utilizando, en esta ocasión, documentación falsificada gran calidad y dificultando con ello su detección en los distintos controles fronterizos.

Cuando llegaban a España lo hacían utilizando diferentes aeropuertos, tratando así de pasar desapercibidos para la Policía de Fronteras, habiéndose detectado su presencia en los de Madrid, Barcelona, Málaga, Bilbao, Palma de Mallorca, Alicante y Arrecife. Una vez dentro del Espacio Schengen, miembros de la organización los recogían y los trasladaban a «pisos patera».

Mientras permanecían en dichos domicilios, la organización les retiraba la documentación, obligándoles con ello a permanecer en los mismos mientras se confeccionaban o falsificaban nuevos documentos para el viaje hasta su destino final. Estas falsificaciones eran realizadas en China y los documentos se remitían a nuestro país a través de empresas de mensajería. Cuando disponían de la documentación, la organización se encargaba de adquirir billetes de avión en agencias de viaje italianas, con destino a Reino Unido e Irlanda principalmente.

«Pasadores»

Las labores de «pasadores» las realizaban los conocidos como «snakehead», hombres de total confianza que contaban con una amplia experiencia y conocían a la perfección las ciudades, aeropuertos y principales vías de comunicación de las ciudades por las que transitaban los inmigrantes. También conocían los procedimientos policiales y judiciales, lo que les hacía muy valiosos para la organización. Su principal función era la de acompañar, guiar y controlar a las personas traficadas en las distintas etapas del viaje.

Pero lo que realmente definía a la red era, por una parte, su dinamismo y capacidad para adaptarse a nuevas situaciones, lo que les permitía innovar rutas y procedimientos en función de los éxitos o fracasos, y por otra, la facilidad que tenían para gestionar la obtención de todo tipo de documentos falsos y hacerlos llegar a España en un tiempo récord, según destacaron desde la Policía Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine