Un segundo exprofesor del colegio Maristas de Barcelona confiesa tocamientos a alumnos

Los Mossos acumulan ya casi 30 denuncias por abusos sexuales contra 6 docentes y monitores de dos colegios

27.02.2016 | 02:13

Los Mossos d'Esquadra han acumulado en las últimas semanas casi una treintena de denuncias por abusos sexuales en dos colegios de los Maristas en Barcelona, dirigidas contra seis profesores y monitores del centro de Sants-Les Corts y contra otro docente del situado en el Eixample.

Desde que a principios de febrero se destapó el caso del abusador confeso Joaquim Benítez, que tiene una quincena de denuncias, los Mossos d'Esquadra han recibido un total de 27, que afectan a ocho profesores o monitores, si bien por el momento solo tres casos están judicializados.

El último caso es el de un exprofesor valenciano de los Maristas de l'Eixample, A.E., que ha reconocido en una entrevista en El Periódico de Cataluña que sometió a tocamientos a antiguos alumnos entre los años 70 y 90, cuando era tutor de un curso de EGB.

La familia de una de estas víctimas se ha puesto ya en contacto telemático con los Mossos d'Esquadra para transmitirles su intención de denunciar, lo que podrían hacer en los próximos días. En este caso, la familia ha denunciado que cuando, en 1993, se reunieron con la dirección de los Maristas del Eixample les garantizaron que echarían al profesor del centro y, a cambio, les pidieron que no denunciaran el caso ante la policía, lo que finalmente aceptaron, decisión de la que ahora se arrepienten.

Confesión

Según publicó ayer la edición digital de El Periódico, el profesor, que hace años abandonó el centro y vive ahora en su pueblo natal de la Comunidad Valenciana, ha reconocido al rotativo que, entre sus alumnos, que tenían de 7 a 10 años, «a alguno sí» les hizo tocamientos en los genitales cuando los llamaba a su mesa.

En conversación telefónica con los periodistas, A.E. asegura que entonces sentía «una especie de atracción» hacia los menores y que voluntariamente optó por «dejarlo estar»: «No me echaron del colegio. Me fui yo por ese problema, que era superior a mis fuerzas».

El exdocente añade que una vez «pasó un caso de esos con un menor, pero no fue nada especial. Yo no creía que hubiera hecho nada, pero un padre se quejó, bueno, dijo que había habido algún tocamiento y eso. Pero yo no consideraba que eso fuera un tocamiento y por eso lo dejé todo. Porque, me dije, a ver si ahora por cualquier cosa...».

Además de este caso, los Mossos han recogido en las últimas semanas un total de 26 denuncias por abusos, dirigidas contra seis profesores y monitores de los Maristas de Sants –entre ellos Benítez, un subdirector que ha sido apartado de centro y un monitor detenido en diciembre–, así como contra un exprofesor de La Salle de la Vall d'Aran. La única denuncia que han recogido los Mossos que no afecta a los Maristas es la de un religioso del internado Joan March de La Salle en la Vall d'Aran (Lleida) a quien un hombre de 53 años ha acusado de haber abusado sexualmente de él cuando tenía 10 años.

El director del colegio de los Maristas de Sants-Les Corts, Raimon Novell, ha asegurado que la intención de la escuela es «clarificar» los casos de abusos denunciados y que se «haga justicia», y ha afirmado que actuaron de acuerdo con la ley, por lo que está convencido de que no perderán el concierto educativo con la Generalitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine