El repunte de casos de violencia machista dispara la criminalidad en Alicante

Son los únicos crímenes que aumentan en el balance de criminalidad de 2015 en la provincia de Alicante, donde las infracciones bajan un 4,8%, casi el doble que la media nacional

10.02.2016 | 13:23

La lacra de la violencia machista elevó el pasado año un 114 por ciento los homicidios y asesinatos en la provincia de Alicante, al pasar de 14 muertes violentas en 2014 a 30 en 2015. De las 30 personas fallecidas nueve corresponden a crímenes de violencia machista, en los que perdieron la vida siete mujeres, el hijo de una de ellas y la hermana de otra.

La cifra se ha disparado de forma negativa muy por encima de la media de la Comunidad Valenciana, donde el incremento ha sido del 50%, y en el lado opuesto al balance nacional, que ha registrado un descenso del 6,2% en el número de homicidios y asesinatos consumados.

Este incremento de crímenes en Alicante ha sido el único dato negativo de la criminalidad en la provincia en 2015, periodo en el que los delitos y faltas se redujeron un 4,8% al pasar de 97.408 en 2014 a 92.779 el pasado año. La reducción es casi el doble de la media nacional, cuya disminución fue del 2,7%.

Según el balance ofrecido ayer por el Ministerio del Interior, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad registraron menos robos con violencia e intimidación (2.013), robos en viviendas (8.477) y sustracciones de vehículos (2.055). También bajaron los hurtos (32.450) y los daños (9.935), mientras que el descenso de los casos de tráfico de drogas (600) responde a un menor número de intervenciones contra los grupos dedicados a esta actividad ilícita.

El desglose de la criminalidad referido a las ciudades con más de 50.000 habitantes vuelve a situar a Elda con la mayor reducción de delitos y faltas, un 7,3% menos. Por contra, la ciudad de Alicante, con un 0,4% menos de infracciones penales, es donde la bajada de la delincuencia ha sido inferior.

La Delegación del Gobierno indicó ayer que la Comunidad Valenciana es la segunda autonomía donde más baja la criminalidad, un 5,1 por ciento menos al pasar de 247.371 delitos y faltas en 2014 a 234.637 el pasado año. La primera autonomía ha sido Navarra, con una reducción del 11,6%.

El Gobierno sitúa la tasa de criminalidad en la Comunidad Valenciana en 47,1 delitos por cada mil habitantes durante 2015, frente a 49,4 en 2014. De esta forma la tasa registrada es la más baja de los últimos doce años y ha descendido casi 20 puntos desde 2004, año en el que se situó en 67 puntos, la cifra más elevada. Por provincias, esta tasa ha sido de 50 por cada mil habitantes en Alicante, 45,9 en Valencia y 43,1 en Castellón. El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, destacó en un comunicado que «la Comunidad Valenciana es hoy más segura gracias a la eficacia y al trabajo de la Guardia Civil y la Policía Nacional».

Moragues también se refirió al descenso por segundo año consecutivo de los robos en explotaciones agrícolas y ganaderas, que acumula una reducción de 1.026 delitos desde 2013, un 27,6% menos en la Comunidad. La reducción ha sido posible gracias a la puesta en marcha de los equipos Roca de la Guardia Civil, dedicados en exclusiva a prevenir y mejorar la seguridad en el campo. Por provincias en Alicante este tipo de robos bajaron un 12,5% en 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine