Absueltos dos empresarios que se enfrentaban a tres años de cárcel por contaminación acústica

Los acusados provocaron molestias a vecinos de La Nucía por obras que emitieron ruido de hasta 90 decibelios

22.01.2016 | 03:47
Absueltos dos empresarios que se enfrentaban a tres años de cárcel por contaminación acústica

Un juzgado absolvió ayer a dos empresarios que se enfrentaban a sendas penas de tres años de cárcel como acusados de un delito medioambiental por contaminación acústica debido a los ruidos generados por unas obras que realizaron La Nucía hace más de una década. Los trabajos llegaron a alcanzar hasta los 90 decibelios de ruido en el exterior y unos 40 en el interior de las casas colindantes a la actuación, de acuerdo con dos mediciones efectuadas por la Guardia Civil y la Policía Local.

Con todo, en la sentencia, facilitada ayer por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), se fundamenta la absolución en el llamado «principio de intervención mínima» de la acción penal, que establece que no pueden perseguirse en esta esfera lo que constituyen «meras irregularidades e ilegalidades» porque éstas «encontrarán su mecanismo de control en la vía administrativa».

Los hechos sucedieron entre julio de 2003 y enero de 2004, cuando el administrador de una empresa constructora y el de una promotora llevaron a cabo unas obras para construir un apartotel en dos parcelas del Plan Parcial Collao, en la urbanización Tossal de Benassal de La Nucía. Tras obtener una licencia municipal para la construcción y otra para desbroce y explanación del solar, los obreros se toparon con un macizo de roca caliza y comenzaron a destrozarlo con martillos hidráulicos percutores.

El juez de adscripción territorial (JAT) Joaquín María Corominas admite como hechos probados que esos trabajos «molestaban a los vecinos de las viviendas colindantes». Además, la Fiscalía de Medio Ambiente consideraba que los once perjudicados fueron sometidos por ello a «una contaminación acústica gravemente perjudicial para su salud», pues les provocó síndromes ansiosos depresivos por el estrés que derivaban en estados de nerviosismo, irritabilidad y alteraciones del sueño y del apetito.

En cambio, el magistrado recuerda que los procesados adoptaron medidas correctoras cuando fueron requeridos para ello, las obras sufrieron varias paralizaciones e interrupciones de jornadas por esta razón y no consta que la Alcaldía de La Nucía iniciase expediente sancionador alguno contra las mercantiles implicadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine