Presunto fraude fiscal
El juicio de Ortiz por presunto fraude fiscal se aplaza hasta julio
Play
 

El abogado de Ortiz: "Demostraré que mi cliente no participó en el delito de nadie"

Ortiz, que junto a otros acusados ha salido por la puerta trasera de los juzgados, ha rehusado en todo momento realizar cualquier manifestación pública sobre el caso. El constructor se encaró a su llegada con un hombre que le increpó

19.01.2016 | 16:16

El abogado del empresario Enrique Ortiz, Francisco Ruiz Marco, ha afirmado hoy a los periodistas que demostrará en el juicio por supuesto fraude fiscal, que ha quedado aplazado al próximo mes de julio, que su cliente "no participó" en la presunta comisión de delito "de nadie".

El letrado ha hecho estas declaraciones en la entrada del Palacio de Justicia de Benalúa, en Alicante, mientras que su defendido y otros acusados abandonaban el edificio por la puerta trasera para evitar a la gran cantidad de medios de comunicación que aguardaban en la fachada principal a su salida.

Fuentes del servicio de vigilancia de los juzgados alicantinos han informado a Efe de que esa medida ha sido autorizada expresamente por la autoridad judicial tras la petición expresa de los interesados.

De hecho, Ortiz, quien ha rehusado en todo momento realizar cualquier manifestación pública sobre el caso, había sido increpado dos horas antes, a su llegada al edificio, por un ciudadano mientras otros le gritaban "ladrón".

El juicio se ha suspendido finalmente por la enfermedad de un perito y ha sido señalado para el próximo 21 de junio y los días 4, 5, 6, 7 y 8 de julio, según el calendario facilitado por el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV).

Enrique Ortiz y los otros cuatro procesados en esta causa se enfrentan a sendas peticiones de cuatro años y medio de cárcel por un delito contra la hacienda pública y otro de falsedad documental.

La fiscalía y la Agencia Estatal Tributaria, que ejerce la acusación particular a través de la Abogacía del Estado, sostienen que el promotor habría colaborado con el presidente de otra mercantil dedicada al negocio inmobiliario, Hansa Urbana, para supuestamente defraudar más de seis millones de euros al fisco.

Según el ministerio público y la Abogacía del Estado, el presidente de esta última mercantil, Rafael Galea, habría simulado con la presunta ayuda de las empresas de Ortiz y Aurelio González Villarejo contratos de arrendamiento sobre nueve terrenos ubicados en la Playa de San Juan de Alicante para percibir indebidamente una deducción fiscal.

El abogado de Ortiz ha recordado este mediodía en su comparecencia a los medios de comunicación que su cliente no tiene "ninguna deuda tributaria" y solo está considerado como cooperador necesario en el presunto fraude fiscal y la falsificación de los contratos.

Sin embargo, Ruiz Marco ha indicado que demostrará en la vista que su cliente "no participó" en la presunta comisión de delito "de nadie" y ha revelado que no va a plantear cuestión previa alguna de trascendencia en el juicio, como la nulidad de actuaciones o la prescripción del delito, porque sólo desea "entrar en el fondo del asunto cuanto antes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine