16 de enero de 2016
16.01.2016
A punta de navaja

El presunto asesino de Eva Blanco dice que dos personas le obligaron a eyacular sobre la víctima

El sospechoso pide declarar voluntariamente ante la juez tras haberse negado cuando fue arrestado

16.01.2016 | 02:54

El acusado de la muerte de la joven Eva Blanco, Ahmed Chelh, reiteró ayer ante la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz que dos personas le obligaron a subir a un coche donde estaba retenida la víctima y que le obligaron a eyacular sobre la misma a punta de navaja.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la jueza tomó ayer declaración al que es único imputado por la muerte de la joven en el año 1997, a petición del letrado del acusado, después de que se negase a declarar cuando fue puesto a disposición judicial tras su detención en Francia.

En el curso de una hora, se ratificó en la declaración que prestó ante el fiscal francés y en presencia de su abogado y mantuvo que dos personas le obligaron a subir a un coche donde mantenían retenida a Eva Blanco.

Estos desconocidos, insistió, a punta de navaja, le obligaron a eyacular sobre la joven, si bien, en ningún caso, hubo penetración por su parte. A la pregunta de por qué entonces se encontraron restos biológicos suyos en el interior de Eva, el imputado no ha sabido dar una respuesta.

La instrucción, después de que la jueza, tras aceptar la comparecencia de declaración del acusado y rechazar la solicitud de varias testificales, queda a la espera de su conclusión en transformación a sumario.

Ahmed Chelh fue detenido en Francia el pasado mes de octubre y está imputado por la supuesta comisión de los delitos de detención ilegal, agresión sexual y asesinato. El arresto se produjo pocos meses antes de que el crimen hubiera prescrito y los restos de ADN fueron la clave que llevaron a la Guardia Civil a resolver el caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine