Desmantelados 17 grupos de grafiteros por causar daños por dos millones en trenes de Alicante y otras 9 provincias

La Guardia Civil esclarece 400 hechos delictivos y realiza 59 detenciones a lo largo de dos años

04.01.2016 | 14:16
Uno de los vagones pintados.

La Guardia Civil ha desarticulado diecisiete grupos organizados de grafiteros en una operación desarrollada durante dos años en la que han sido detenidas 59 personas que, en total, habrían causado daños por un importe de más de 2 millones de euros.

El Instituto Armado informó ayer del desarrollo de la operación «Vagón», en la que se han practicado detenciones en Paiporta (Valencia), Barcelona y Castellón de la Plana por delitos de daños, desórdenes públicos y pertenencia a organización criminal ilícita.

Los investigadores han conseguido esclarecer 400 hechos ilícitos realizados en las provincias de Valencia, Alicante, Castellón, Barcelona, Tarragona, Cuenca, Madrid, Albacete, Soria y Murcia, según la Guardia Civil, que precisa que la superficie de trenes afectados por las pintadas es cercana a los 8.000 metros cuadrados.

Cuatro de los detenidos en la operación son menores de edad y el resto tiene entre 18 y 33 años, de nacionalidades española, portuguesa, brasileña e italiana.

La investigación comenzó en enero de 2014, cuando la Guardia Civil detectó una serie de actos vandálicos en trenes de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana (FGV). Así comenzó la operación «Vagón» y se descubrió que los miembros de diferentes grupos de grafiteros competían en la comisión de este tipo de actos.

En concreto, se averiguó la existencia de 17 grupos distintos dedicados a realizar grafitis en trenes por diferentes localidades del territorio español.

Rivalidad
Los grupos eran rivales y subían vídeos a la red para exhibir sus acciones, para las que utilizaban diferentes métodos, entre ellos el de tirar de la palanca de seguridad para obligar al tren a frenar y que se bloquease con las puertas abiertas y de esa forma pintar los vagones.

También accedían a los hangares o talleres donde estacionaban los trenes para cometer los ilícitos.

En otras ocasiones, como las ocurridas en las localidades valencianas de Masarrojos, Moncada y Picassent, construían barricadas con hierros y objetos contundentes para así poder hacer grafitis en ambos lados de los vagones hasta la llegada de los agentes.

La operación ha sido desarrollada por el equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia y los detenidos han pasado a disposición de un total de 50 Juzgados de Instrucción de las provincias de Murcia, Alicante, Cuenca, Albacete, Barcelona y Valencia.

Las investigaciones continúan abiertas para el total esclarecimiento de los hechos, según la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine