Inmovilizan 100 toneladas de alimentos y 27.000 litros de bebidas no aptas para el consumo

Ocho personas han sido detenidas, 16 investigadas y 684 denunciadas tras 1.714 inspecciones en toda España

24.12.2015 | 03:08

La actuación llega tras una campaña de la Guardia Civil ante las fiestas navideñas. Más de 2.000 agentes han intervenido en el operativo.

La Guardia Civil ha inmovilizado más de 100 toneladas de alimentos y cerca de 27.000 litros de bebidas en una operación para controlar su comercio y distribución ilegal durante la Navidad y en la que han sido detenidas 8 personas, 16 investigadas y 684 denunciadas.

Según informó ayer el instituto armado, se han realizado 1.714 inspecciones en tiendas, bares, restaurantes, centros de distribución, grandes superficies, puertos y aeropuertos. En la operación han participado más de 2.000 guardias civiles por todo el territorio nacional para el control de etiquetados, falsificación de denominaciones de origen, productos caducados o en mal estado y otras actividades ilegales en su almacenaje y transporte.

Los productos retirados iban a comercializarse de manera irregular, y en muchos casos se trataba de alimentos y bebidas típicas de consumo en estas fechas navideñas. En términos cuantitativos, se han intervenido 102.440 kilos de alimentos y cerca de 27.000 litros de bebidas, 65.176 pastillas edulcorantes y 752 jamones que, de haber entrado en el mercado, hubieran supuesto un grave peligro para la salud, según la Guardia Civil. La operación fue llevada a cabo con el objetivo de detectar actividades irregulares en unas fechas donde el incremento del consumo provoca la puesta en el mercado para venta y uso de productos alimenticios de baja calidad. Se trata además de detectar la vulneración de la normativa existente en materia de almacenamiento, distribución de productos de calidad diferenciada y falsificación de etiquetado y contrabando de estos productos. Entre los principales productos alimenticios figuran pescados, mariscos, conservas, carnes, embutidos, lácteos, quesos, dulces, frutas frescas, bebidas alcohólicas, refrescos y aceites. Agentes de Policía Judicial, del Seprona, del Servicio Fiscal y Fronteras y de unidades territoriales repartidas por toda la geografía nacional han participado en las inspecciones.

La Secretaría General de Interpol, junto con Europol, coordina desde 2011 a nivel internacional operaciones que se centran en la lucha contra la producción, adulteración, falsificación y tráfico de alimentos, incluyéndose los protegidos por la propiedad industrial e intelectual. Sus objetivos son proteger la salud pública, luchar contra los grupos organizados dedicados al comercio ilegal de productos alimenticios falsificados, potenciar la cooperación internacional entre las fuerzas de seguridad y las agencias reguladoras de productos alimenticios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine