11 de diciembre de 2015
11.12.2015

«Como no les dio dinero le asestaron dos puñaladas»

11.12.2015 | 00:51

Un hijo del hombre de 84 años que fue apuñalado en su domicilio de El Rebolledo a mediados del pasado mes de octubre aseguró ayer a este diario que si llega a pasar más tarde por casa de su padre ya estaría muerto. Fernando Jiménez trabaja por la noche y acudió sobre las cinco de la madrugada a casa de su padre para dejarle la comida, ya que vive solo. La vivienda estaba llena de sangre –«estaba que parecía que habían degollado a un gorrino»– y encontró a su padre tendido en su cama con sendas puñaladas, una en el brazo y otra en el pecho. «Menos mal que has venido, me han intentado asesinar», le dijo el hombre agredido a su hijo, que de inmediato llamó al 091. El asalto fue cometido por dos chicas que le «levantaron de la cama pidiéndole dinero y como no les daba nada le dieron dos puñaladas», indica el hijo de la víctima, quien precisó que dos semanas antes ya le robaron. P. c.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine