La Policía reconstruye la muerte de un hombre tras una reyerta con colombianos en Benidorm

Los agentes, la jueza y el detenido han acudido hoy al apartamento del Rincón de Loix donde se desarrollaron los hechos - Los investigadores barajan que se trate de un ajuste de cuentas, posiblemente relacionado con el tráfico de drogas

27.11.2015 | 13:33
El detenido por apuñalar, presuntamente, a un hombre abandona el piso donde ocurrieron los hechos acompañado por un agente

La Policía trata de reconstruir los hechos que acabaron ayer con una persona muerta y dos heridas en la zona del Rincón de Loix de Benidorm. Los agentes, la jueza y el detenido por apuñalar, presuntamente, al hombre que resultó muerto han acudido esta mañana al apartamento en el que el que tuvo lugar el suceso.

Según fuentes policiales, los hechos ocurrieron sobre las tres de la tarde de ayer y los investigadores barajan que se trate de un ajuste de cuentas, posiblemente relacionado con el tráfico de drogas.

Tres ciudadanos malienses, de unos 40 años, se personaron en la vivienda, donde se encontraban un padre y su hijo, portando al menos una pistola, que presumiblemente era de fogueo de gas pimienta y llegaron a detonar, algo que evidentemente no sabían los inquilinos de la casa en ese momento.

El padre, según lo declarado por el hijo, «cogió un cuchillo para defenderse y agredió a dos de las personas que habían entrado en la casa», relataron las mismas fuentes, a la vez que indicaron que los tres malienses, a continuación, se dieron a la fuga.

Entre ocho y diez efectivos de la Policía Local y Nacional, y una ambulancia, se personaron en el lugar de los hechos alrededor de las 16 horas, tras recibir una llamada del 112. Dada la entidad del suceso también se personaron allí el comisario de Benidorm, el intendente principal de la Policía Local y el concejal de Seguridad, Lorenzo Martínez. Una vez allí se puso en marcha un protocolo de búsqueda de las personas que habían huido y al conocer que al menos uno de los implicados se encontraba herido se dio la alerta a todos los centros de salud de la comarca por si acudía a pedir auxilio.

Los tres malienses, que podrían haberse desplazado desde Cataluña hasta Benidorm, escaparon en dirección hacia Valencia pero se detuvieron a tres kilómetros del casco urbano de Altea, en el aparcamiento de un edificio situado en la zona de l'Olla, junto a la carretera N-332. Fuentes próximas al caso indicaron que algunos vecinos del bloque vieron algo sospechoso dentro del coche y dieron el aviso a la Guardia Civil, que se personó en este lugar y procedió a realizar las detenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine