Un hombre se enfrenta a 11 años por subir a la red una foto de sus genitales con su hijastra

El acusado, un vecino de Pego, aduce que la imagen se tomó para gastar una broma

20.11.2015 | 04:30

La Audiencia de Alicante sentó ayer en el banquillo a un vecino de Pego acusado de subir a internet una fotografía de sus genitales en la frente de su hijastra, que tenía entonces nueve años de edad. La Fiscalía solicita para él penas que suman once años de prisión por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores, a la que se suma una orden de alejamiento por un periodo de 13 años y seis meses de prisión.

Los hechos ocurrieron en junio de 2013 cuando el acusado se hizo una fotografía con la hija de nueve años de su compañera sentimental y con quienes convivía. En la imagen aparecía la menor con un cigarro en la boca apoyando su frente sobre los genitales desnudos de su padrastro. La imagen acabó publicada pocos días después en una red social llamada Line con el texto en valenciano: «Mireu la meua cara a que es guapeta».

Tanto el acusado, como la propia menor defendieron ayer en el juicio que la fotografía no fue tomada con intenciones pornográficas, ni nada por el estilo, sino que fue todo una especie de broma. Según fuentes cercanas al caso, el acusado asegura que la foto acabó subido a la red de manera accidental. El padre biológico de la niña fue quien presentó la denuncia cuando vio la fotografía publicada en internet.

La propia niña salió ayer en el juicio en defensa de su padrastro para avalar su versión y asegurar que no quería que fuera a la cárcel. La menor declaró que la idea de hacer la foto había sido de ella para gastar una broma a su madre. Asimismo fue ella la que asumió la responsabilidad de haber subido la imagen a la red social, al parecer, de manera accidental mientras estaba manipulando el teléfono.

La Fiscalía mantuvo ayer su petición de pena de cuatro años y seis meses de cárcel por un delito de abuso sexual, a la que se suman otros siete años de cárcel por un delito de corrupción de menores, en el que se da la circunstancia agravante de parentesco. El ministerio público le aplica el artículo 189 del Código Penal que castiga al que usa a menores de edad o personas necesitadas de especial protección «con fines o en espectáculos exhibicionistas o pornográficos, tanto públicos como privados». El juicio ha quedado visto para sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine