Un hombre mata a golpes a su pareja en la pedanía ilicitana de El Altet

La Policía Nacional detiene al presunto agresor, de nacionalidad rumana

02.11.2015 | 14:47
La casa donde sucedieron los hechos, ubicada en la pedanía ilicitana de El Altet.

El caso eleva a once las muertes por violencia de género en la provincia en lo que va de año y se convierte en el tercero de Elche después de la muerte de dos hermanas en enero.

La Policía Nacional de Elche investiga la muerte violenta a golpes ayer de una mujer de 42 años de edad de nacionalidad rumana en una casa de campo entre las pedanías de El Altet y Arenales y ha detenido a su pareja, un hombre de la misma nacionalidad y de 46 años, como presunto autor del que sería el tercer caso de violencia de genero de la localidad en lo que va de año si se confirma la principal hipótesis de los investigadores.

Según fuentes cercanas al caso, la Policía recibió el aviso del 112 sobre las 14 horas de que una mujer rumana estaba inconsciente, sin respiración y fría. Las mismas fuentes señalaron que fue el presunto agresor quien llamó a Emergencias avisando de que su mujer estaba inconsciente. Los primeros en llegar a la vivienda fueron una patrulla de la Policía Local que estaba en el Altet como parte del dispositivo especial en los cementerios como motivo del Día de Todos los Santos aunque inmediatamente llegó la Policía Nacional, que a través de la brigada local de Policía Judicial se hizo cargo de la inspección de la vivienda y de la detención del hombre, que fue trasladado a Comisaría para prestar declaración. Según estas fuentes, el hombre reconoció a los agentes haber golpeado a la mujer.

El juzgado de guardia de Elche autorizó el levantamiento del cadáver, al que hoy se practicará, previsiblemente, la autopsia para determinar las causas exactas de la muerte. El detenido pasará a disposición judicial en los próximos días.

Tranquilidad en la partida
Por el momento, no han trascendido más datos de lo sucedido, como el arma homicida utilizada para el crimen. Los vecinos de la pedanía ilicitana se mostraron ayer muy extrañados al no conocer nada de lo ocurrido ni a la pareja, que según parece llevaba unos pocos días residiendo en la zona.

En el casco urbano de El Altet los residentes, además, no se percataron del dispositivo policial que se montó en el lugar del suceso.

La casa de campo, ubicada en la carretera que va desde la nacional 332 (a la altura del cruce del club Las Palmeras) hacia la pedanía de Arenales, quedó precintada por la Policía Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine