VIOLENCIA DE GÉNERO

Hiere a su pareja y se oculta en un armario en Salamanca

La investigación sobre las muertes en Manresa apunta a que ella mató a su compañero sentimental y se suicidó

27.10.2015 | 08:52

La Policía Nacional detuvo ayer a un joven de 25 años como supuesto autor de una agresión con arma blanca a su pareja, una mujer de 23 años que se encuentra ingresada grave en la UVI del Hospital de Salamanca con dos heridas en el tórax, informa Efe.

Fuentes de la Comisaría de Salamanca y del Servicio de Emergencias 112, confirmaron a Efe que el suceso se produjo en torno a las 11.30 horas en la Avenida Portugal de la capital salmantina donde una mujer de 23 años precisaba atención médica al tener clavado un cuchillo en el abdomen.

Aunque en un primer momento la mujer explicó que se había autolesionado, los agentes arrestaron al joven –de nacionalidad marroquí como su pareja– como presunto autor de lesiones y violencia machista. En el momento de la detención el joven se encontraba oculto en el interior de un armario, donde fue hallado por los policías que intervinieron en el suceso.

La joven evoluciona favorablemente en el Hospital Clínico de esta ciudad, donde permanece ingresada, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Por otro lado, la mujer hallada muerta el domingo en un domicilio de Manresa pudo matar a su pareja y luego se suicidó, según una de las hipótesis que manejan los investigadores, aunque los Mossos se remitieron ayer al secreto sumarial y no confirman ni desmienten que se trate de un caso de violencia doméstica.

Los Mossos hallaron los cadáveres de Daniel Sòria Fíguls, de 36 años y miembro de una familia muy vinculada a la Agrupació Cultural del Bages, informó ayer Regió 7, y de su pareja, Grisel Díaz, de nacionalidad argentina y 35 años.

Según señalaron diversos amigos del fallecido a Manresainfo.cat, Daniel, que trabajaba en una empresa de transporte de Súria, hacía días que se planteaba dejar a su novia. Un familiar del fallecido alertó a la Policía Local de Manresa de que nadie respondía en el piso donde se localizaron, posteriormente, los cadáveres. Una vecina de los fallecidos, Josselyn Barahona, dijo que la madrugada del domingo escuchó «golpes y lloros» hacia la una de la madrugada, que se detuvieron, y luego «hacia las 4, otra vez sollozos».

La Audiencia de Murcia inició ayer un juicio con jurado a un hombre y una mujer detenidos en un hotel de Alicante acusados de asesinar al marido de esta en un descampado de Puente Tocinos en abril de 2013. Ambos negaron que planificaran el crimen y que tendieran una trampa a la víctima para que acudiera a la cita donde halló la muerte. La acusada relató que el fallecido solía mantener relaciones con otras mujeres y que no le importaba que ella lo hiciera con otro hombre, en concreto, con el segundo acusado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine