Un enmascarado mata a dos personas en una escuela sueca antes de ser abatido

El agresor entró con dos armas blancas y además de los dos fallecidos hirió a otro estudiante y a otro profesor

25.10.2015 | 01:52
La Policía en el colegio.

Un estudiante y un profesor de apoyo murieron ayer y otras dos personas resultaron heridas graves en ataque con arma blanca cometido en una escuela de Trollhättan (suroeste de Suecia) por un joven enmascarado, que fue abatido a tiros por la policía.

La primera víctima mortal fue el profesor, que falleció en la misma escuela; unas horas después murieron tras ser operados en el hospital provincial de Norra Älvsborg un alumno de once años, con daños graves en el hígado, y el agresor, con heridas en el tórax y el hígado por los disparos de la policía.

En el mismo centro hospitalario continúan ingresados graves pero estables otro profesor, con daños severos en el abdomen, y un alumno de 15 años, con heridas en la pleura y otras zonas del cuerpo, según el último parte médico.

El atacante llegó a la escuela de Kronan con dos armas blancas «de tamaño considerable», reveló en rueda de prensa en el ayuntamiento de Trollhättan el comisario Thord Haraldsson, que admitió que se desconocen los motivos del ataque.

El agresor mató al profesor de apoyo a la entrada del centro e hirió después al otro maestro; a continuación, se dirigió a dos aulas, llamó a sus puertas y atacó a los alumnos que le abrieron, según la reconstrucción policial.

Cuando los agentes llegaron a la escuela, cinco minutos después de recibir el aviso, encontraron al individuo en otra habitación y realizaron dos disparos, de los que uno lo alcanzó en el tórax.

«Cuando lo vimos por primera vez creíamos que era una broma. Llevaba una máscara y ropa negra y una espada larga. Algunos incluso quisieron hablar con él y tocar la espada», declaró un alumno a la televisión pública «SVT».

El atacante es un joven de 21 años, residente en Trollhättan, sin vinculación con la escuela y no era conocido por la policía, que descarta que contara con ayuda de otras personas en los ataques.

Agentes policiales realizaron varios registros tras el ataque, incluida la vivienda del agresor, donde se encontraron «cosas interesantes» para el caso, se limitó a decir Haraldsson sin dar más detalles.

La policía acordonó la escuela, situada a dos kilómetros del centro de la ciudad, para realizar la investigación técnica, mientras siguen los interrogatorios a alumnos y profesores del centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine