Los fiscales acusan por las defraudaciones de electricidad de plantaciones de marihuana

El ministerio público reclama a los responsables de una instalación de cultivo de droga en Novelda que paguen a la compañía eléctrica 12.000 euros por el fluido defraudado con un enganche ilegal

13.10.2015 | 01:47
Los fiscales acusan por las defraudaciones de electricidad de plantaciones de marihuana

La Fiscalía de Alicante ha empezado a acusar a los responsables de plantaciones caseras de marihuana que se enganchan ilegalmente a la red eléctrica para que paguen a la compañía eléctrica el fluido defraudado, según confirmaron a este diario fuentes judiciales. Es una treta cada vez más habitual de los responsables de estas plantaciones clandestinas para burlar a las fuerzas de seguridad, ya que se pretende ocultar el alto consumo eléctrico en inmuebles que se supone que están vacíos. En la última macrooperación llevada a cabo en Murcia la semana pasada contra el que estaba considerado el invernadero más sofisticado de toda Europa, los cultivadores de la droga se había enganchado de manera ilegal a la red de suministro eléctrico.

Aunque también les puede suponer un importante ahorro en los costes de producción de la droga. Un juzgado de lo Penal de Alicante acaba de recibir una causa abierta a los presuntos responsables de una plantación de marihuana de Novelda, que según el escrito de acusación de la Fiscalía, llegó a defraudar más de 12.000 euros a la compañía eléctrica mediante un enganche ilegal a la red. Los tres acusados se enfrentan a una petición de condena no sólo por un presunto delito contra la salud pública, por el que se les pide dos años de cárcel a cada uno; sino también por otro de defraudación de fluido eléctrico, por el que se les pide el pago de una multa de 1.440 euros así como el pago a Iberdrola de las cantidades defraudadas.

El ministerio público considera que el piso desmantelado por la Guardia Civil en pleno casco urbano de Novelda era una base de almacenamiento y venta de cannabis. La operación que acabó con la detención de los tres acusados se remonta a finales del año 2012 cuando los agentes identificaron a varias personas que habían ido a la casa a comprar cogollos de marihuana para su consumo propio. El 12 de diciembre de 2012 la Guardia Civil practicó un registro en la vivienda bajo sospecha encontrándose dos transformadores y un total de 40 plantas de marihuana, junto con 42 bolsitas con una dosis de esta droga, así como básculas de precisión y otros útiles para la manipulación de las hojas. En el registro domiciliario se encontraron pequeñas dosis de cocaína, aunque la Fiscalía considera que eran para el consumo propio de los propios traficantes.

Los agentes se encontraron con que los acusados habían manipulado el contador de la luz para poder contar suministro eléctrico sin haber contratado con Iberdrola. Según el fiscal, la manipulación del contador se había producido desde mediados del año 2009 y la electricidad sustraída había alcanzado un valor de 12.763 euros. La vista oral se celebrará en un juzgado de lo Penal de Alicante, que suelen enjuiciar los casos de plantaciones de maría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine