Un error al enviar material químico a la Universidad de Alicante causa el desalojo de mil personas en Derecho

La Policía Nacional examina el contenido de un paquete sospechoso con siete botes con líquidos que se envió desde un laboratorio del Reino Unido vía Bahrein

11.10.2015 | 00:52
Una policía conversa con la vicerrectora de Investigación ayer en Derecho.

Un millar de personas fueron desalojadas ayer en la facultad de Derecho de la Universidad de Alicante (UA) tras activarse el protocolo de seguridad a causa de un paquete sospechoso que se envió por error y contenía unos productos químicos que generaron la alarma ante la posibilidad de que se tratara de un artefacto. Después de casi tres horas de trabajo de los especialistas de la Policía Nacional, alumnos y profesores pudieron acceder de nuevo a las aulas, mientras que los agentes se llevaron siete botes con líquidos que aparentemente no eran peligrosos y que presumiblemente iban destinados a otro departamento de la Universidad de Alicante con fines de investigación.

El paquete procedía de un laboratorio químico de Cambridge, en el Reino Unido, pero había sido enviado vía Bahrein, en el Golfo Pérsico.

La facultad de Derecho fue acordonada por la Policía Nacional y durante más de dos horas la rumorología entre los alumnos de la UA se disparó, especialmente a través de redes sociales y whatsapp. Así, se llegó a asegurar que la Policía había detenido a dos personas por el envío del paquete y que incluso las habían visto salir esposadas de la facultad.

Lo cierto es que ni hubo detenidos ni amago de explosión al abrir el paquete, como sostenía más de un universitario antes de que se supiera el alcance real de lo ocurrido.

La Universidad de Alicante decidió activar el protocolo de evacuación de la facultad de Derecho después de que el gestor del departamento de la vicerrectora de Investigación, Amparo Navarro, abriera ayer por la mañana un paquete que iba a nombre de la exdecana. El paquete fue entregado la tarde anterior por una empresa de reparto, pero hasta ayer no se abrió y fue cuando saltaron las alarmas. El paquete llevaba varios bultos con frascos que contenían líquidos y olían raro.

El rector de la Universidad, Manuel Palomar, se personó en la facultad de Derecho para seguir de cerca el trabajo de la Policía y explicó, una vez se supo que era un error, que el paquete sospechoso llegó «por un cauce no habitual» y contenía «otros paquetes con ciertos líquidos químicos o biológicos y olores muy singulares de posibles asuntos raros», por lo que se activó el protocolo de seguridad.

Despliegue policial
La Policía Nacional recibió el aviso sobre las 10.45 horas y movilizó a radiopatrullas de Seguridad Ciudadana y efectivos de la Brigada de Información y expertos del Tedax en desactivación de explosivos, ya que las primeras informaciones apuntaban que habían líquidos y cables.

Alumnos y profesores fueron desalojados de sus clases y departamentos sobre las once de la mañana y la facultad se acordonó, impidiendo el acceso de personas hasta que se aclarase el contenido del paquete sospechoso, algo que no ocurrió hasta poco antes de las dos de la tarde.

La labor policial se prolongó porque dentro del paquete había varios bultos con siete frascos con líquidos y tenían que realizar las comprobaciones oportunas para tratar de determinar la peligrosidad de los productos y proceder a su traslado.

El rector indicó que el material sospechoso no lo esperaba el vicerrectorado de Investigación, por lo que probablemente iría destinado a la Facultad de Ciencias o a cualquier laboratorio de la Universidad. Palomar precisó que unos laboratorios químicos ingleses cometieron un error en el destinatario y lo enviaron por equivocación a la facultad de Derecho.

La Policía Nacional se llevó los botes en una caja con el fin de aclarar tanto el origen como el destinatario real del envío que causó la alarma.

Muchos alumnos se marcharon del campus tras el desalojo, pero otros tuvieron que esperar hasta las dos de la tarde porque se dejaron libros y otros efectos personales en las aulas al salir de forma precipitada.

Palomar felicitó al equipo de seguridad de la UA, a los responsables del vicerrectorado de Campus y a la Policía Nacional por su rápida intervención. Además resaltó que el protocolo de actuación para situaciones de emergencia funcionó «perfectamente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine