La Audiencia sostiene que denunciar el impago de menos de tres cuotas de hipoteca es abusivo

Los jueces de Alicante acuerdan desestimar todas las demandas hipotecarias que no alcancen un mínimo

11.10.2015 | 00:52
La Audiencia sostiene que denunciar el impago de menos de tres cuotas de hipoteca es abusivo

La Audiencia de Alicante ha acordado que cualquier denuncia presentada por un banco para reclamar el total de la hipoteca a partir del impago de menos de tres cuotas del crédito va a ser considerado como una cláusula abusiva y por tanto la reclamación será anulada, según confirmaron a este diario fuentes judiciales. La decisión es consecuencia de una junta de magistrados de las secciones civiles de la Audiencia para unificar criterios sobre las llamadas cláusulas de vencimiento anticipado.

El presidente de la Audiencia, Vicente Magro, explicó a este diario que en ocasiones en el mismo contrato de la hipoteca se estipula la aplicación de esta clausula a partir de dos o incluso de un sólo impago de la hipoteca. De acuerdo con el criterio de los jueces, aunque el contrato faculte al banco para actuar, en el caso de que se reclame el vencimiento anticipado por el impago de menos de tres cuotas, el juzgado va a decidir que la cláusula es abusiva, la va a anular y va a decretar el sobreseimiento de la actuación.

Magro explicó que ante la situación de crisis algunos bancos habían empezado a demandar cada vez antes a los clientes en el caso de que se demoraran en el pago de la hipoteca. Los jueces han detectado casos en los que se reclamaba la totalidad del préstamo a partir del segundo impago de la cuota de hipoteca y otras incluso hasta en el primer mes. La entidad esgrimía que en los contratos firmados con el cliente ya quedaba establecida esta posibilidad. Por este motivo, Magro explicó que los jueces han adoptado el criterio de que la cláusula será considerada abusiva si se presenta por el impago de menos de tres cuotas. La Audiencia podrá revisar de oficio todas las cláusulas de vencimiento anticipado que sean consideradas abusivas y declararlas nulas, aunque no se haya pedido expresamente por ninguna de las partes.

Un juez para preferentes
Por otro lado, la junta de jueces de Primera de Instancia de Alicante ha acordado destinar a uno de los futuros refuerzos pendientes de incorporación a resolver todas las demandas por venta de preferentes que registren. La medida, que ya se aprobó en Valencia, ya ha sido solicitada a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJ) y se está a la espera de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) autorice el nombramiento.

Aunque el índice de demandas por preferentes registradas en Alicante es más baja que el de Valencia, se considera que la sobrecarga de trabajo en estos juzgados supera con creces los módulos marcados por el CGPJ y por tanto la medida les aliviará de trabajo. Los magistrados han valorado que tener a un sólo magistrado resolviendo todas las demandas por preferentes contribuirá a unificar criterios y evitará que los diez juzgados que en el partido judicial de Alicante resuelven estos pleitos se adopten resoluciones dispares y diferentes. Según la última estadística facilitada por el TSJ, en el primer semestre del año los juzgados del partido judicial de Alicante recibieron 175 demandas por la comercialización de estos productos financieros complejos.

Los juzgados estudian cuál va a ser la fórmula que usarán para esta especialización. El juez decano de Alicante, Salvador Bellmont, explicó que el nuevo magistrado podría empezar asumiendo las nuevas demandas que entren a partir de su nombramiento, aunque el temor es que el grueso de las denuncias ya se haya presentado y no haya un volumen de trabajo suficiente. Por ello, la otra opción es que el nuevo magistrado vaya rotando por los diez juzgados para ir celebrando todos los juicios que tengan pendientes por venta de preferentes. La incorporación podría producirse en el mes de enero. Mientras tanto, algunos abogados se han quejado porque la tramitación de demandas por preferentes se ha paralizado en algunos juzgados a la espera de que se incorpore el nuevo juez.

El periodo de este refuerzo sería por un plazo inicial de seis meses y posteriormente se podría renovar hasta dos años.

Los juzgados de Primera Instancia de Alicante tienen pendiente la incorporación de tres magistrados de carrera, de los cuales uno se podría dedicar a resolver preferentes. Los otros dos se dedicarían a celebrar juicios pendientes y tratar de agilizar la agenda de los juzgados sacando asuntos retrasados. Ésta es la solución que se ha buscado para suplir la falta de los Jueces de Adscripción Territorial (JADs) que hasta ahora estaban reforzando los juzgados de Primera Instancia y que tienen que incorporarse antes de fin de año a un nuevo destino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine